Plantando cara a los malos tratos

  • Cuatrocientas personas acudieron ayer a la manifestación que salió del Ayuntamiento y en la que se recordó a las dos fallecidas por esta causa en Jerez · El juzgado específico puede superar los mil asuntos

Comentarios 3

Daniela, acuchillada. Deja un hijo. Juana María, degollada. Deja un hijo. Li Wei Zhaoquin, estrangulada. Son sólo algunos de los nombres de las 63 mujeres que han perdido la vida en este año a manos de la violencia machista. Contra ella y en silencio se manifestaron ayer por la tarde, a las seis, unas cuatrocientas personas que recorrieron la calle Larga y Cristina para terminar en la Alameda del Banco. Fue allí donde se rindió un corto, pero sentido homenaje a las víctimas. Dos ramos de flores recordaban a las mujeres que fallecieron en Jerez tras ser asesinadas por sus parejas: Juana María López y Li Wei Zhaoquin. Una pieza musical tocada por un hombre y una mujer simbolizaba el rechazo continuo contra esta violencia que se traduce en una prohibición de salir de casa, una patada, una amenaza de quitar a los hijos o un bofetón.

Dolores Virués, coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, ya ha calificado los últimos doce meses como "terribles" para la provincia, ya que de las tres mujeres fallecidas por esta causa, dos son de Jerez. La provincia, tristemente, encabeza el ránking de fallecimientos en Andalucía, pero desde el recuerdo a estas féminas, el Consejo Local de la Mujer y las Mujeres Unidas contra la Violencia de Género, se quiso lanzar un mensaje de ánimo y de 'tolerancia cero' contra esta lacra que golpea a la sociedad.

"Yo doy la cara". Ése es el lema de la campaña de este año. Paqui Gago, presidenta de Sol Rural, fue la encargada de leer un manifiesto en el Consistorio, desde donde partió la manifestación del que destacaba una palabra, 'igualdad' en la educación. Unas aulas en las que se dé las mismas oportunidades a niños y niñas. Ésa es la clave para terminar con todo esto, como denunciaron ayer las mujeres que lucieron en sus solapas lazos morados y pegatinas en las que se lanzaba otro mensaje claro: 'No estás sola'.

Fátima Canca resaltó que este año en la ciudad ha sido "realmente triste" por el número de fallecidas en Jerez. "Ése es el detalle más trágico, aunque cada vez hay más denuncias, pero debemos tener conciencia de que hay que denunciar, aunque sea el momento más delicado. Lo peor es que ni Juana María había puesto una denuncia y Li Wei tampoco. La Ley integral está ahí, pero lo queda mucho por mejorar". Canca denunció que hacen falta "más profesionales psicólogos en la administración que ayuden a las mujeres que han sufrido malos tratos y a los hijos de las familias que lo han vivido en primera persona". Insistió además en la especialización de los profesionales de la Justicia. El colectivo que preside ha recibido este año más consultas, algo que sin duda evidencia que existe más 'tolerancia cero' ante estos casos.

Mujeres de diferentes asociaciones, representantes de todos los partidos políticos y vecinales o el mundo cofrade con la hermandad de El Nazareno acudieron a la cita de ayer contra los malos tratos. Lejos de cifras, hay vidas rotas, vidas de mujeres que quieren seguir adelante y pasar página y otras que aún no han podido rebelarse.

La alcaldesa, que lució ayer en la manifestación un abrigo de color morado, quiso lanzar un mensaje de "ánimo y esperanza porque hay que creer firmemente que se puede erradicar la violencia machista. El hecho de que tantas mujeres y hombres estemos aquí, es algo ya positivo, porque se siente el problema como algo propio. Desde el Ayuntamiento queremos volver a mostrar nuestro apoyo y todos los recursos, tanto de la delegación de Igualdad como de la Casa de la Mujer". Margarida Ledo, delegada de Igualdad, apostó precisamente por eso, por "educar desde el respeto entre hombres y mujeres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios