La Policía Local detiene a dos conductores que triplicaban la tasa de alcohol permitida

  • Un tercero choca con varios coches aparcados, se da a la fuga y se hacen gestiones para detenerlo

La Policía Local realizó durante el pasado fin de semana dos detenciones por superar los conductores en más del triple la tasa de alcohol permitida. Asimismo, también realizó dos intervenciones, la primera de tabaco de contrabando y la segunda de varias armas prohibidas en el interior de un vehículo que fue intervenido.

Una patrulla de la Policía Local observó el pasado viernes, a las 20.45 horas, a un turismo en la calle Manuel Bellido, parado en el margen de la calzada, en el que sus ocupantes se hallaban discutiendo a grandes voces. Los agentes comprobaron que el conductor del turismo había ingerido bebidas alcohólicas y que había conducido el turismo en ese estado. Por ello, se le informó que podría haber cometido un presunto delito contra la Seguridad Vial, procediéndose a su detención. A continuación, este conductor fue trasladado a la Jefatura de la Policía Local donde se le realizó la prueba de alcoholemia, arrojando un resultado que superaba el triple de la tasa de alcohol permitida. Se realizaron las oportunas diligencias para su evacuación al juzgado correspondiente.

Asimismo, una patrulla de la Policía Local que circulaba por la avenida Alcalde Álvaro Domecq observó en la madrugada del pasado domingo cómo el turismo que les precedía cometía una infracción al reglamento de circulación, por lo que procedieron a su detención para presentar una denuncia. Al hablar con el conductor se comprobó que este se hallaba bajo la influencia de bebidas alcohólicas. El conductor fue trasladado a la Inspección de Guardia de la Policía Local, donde se le sometió a la prueba de alcoholemia arrojando un resultado positivo, más del triple de la tasa permitida. Se instruyeron las diligencias para dar conocimiento al Juzgado competente.

Por otro lado, una patrulla de la Policía Local que circulaba el pasado domingo por la tarde, por la calle Obispo Cirarda, observó como el turismo que le precedía cometía varias infracciones al reglamento de circulación por lo que se le avisó para que se detuviera en el margen de la calzada. Sin embargo, en lugar de detenerse, el turismo aceleró y emprendió una veloz huida. Tras una breve persecución en la que incluso se le llegó a perder de vista, el turismo fue localizado en una calle adyacente, donde había colisionado contra varios turismos estacionados ocasionándoles daños de consideración. Dentro del vehículo ya no se hallaba el conductor, y una vez registrado este se hallaron dentro un bate de béisbol de aluminio, un martillo grande, un destornillador, una llave a presión y un arma de fabricación casera (una especie de alabarda). Los agentes se personaron en la Comisaría de la Policía Nacional, donde pusieron la denuncia correspondiente para dar conocimiento de estos hechos al Juzgado de Guardia. Se siguen haciendo las investigaciones necesarias para localizar al autor de los hechos y el turismo, mientras tanto, ha quedado intervenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios