La Policía se incauta de 8 kilos de hachís en otra operación

  • Las ocho personas que han sido detenidas, casi todas de nacionalidad marroquí, se encuentran ya en prisión. Aprehendieron además unos 9.200 euros

Casi ocho kilos de bellotas de hachís son las que se ha incautado el Grupo de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía en la última operación antidroga realizada. 'Tebas', nombre de esa operación, ha dejado un balance de ocho detenidos y un importante alijo de hachís que presumiblemente los arrestados pretendían 'colocar' de cara a las próximas fiestas navideñas. El alijo se acerca a esos ocho kilos de hachís, 7,790 kilos de peso repartidos en 737 bellotas de hachís. Además, aprehendieron 9.205 euros en metálico y una balanza de precisión que supuestamente usaban para preparar la droga.

Los ocho detenidos, siete de ellos de nacionalidad marroquí y sólo uno español, han ingresado ya en prisión tras haber pasado a disposición judicial en los últimos días. Las edades de los apresados están comprendidas entre los 23 y los 35 años de edad. La detención e incautación de la droga ha sido se produjeron tras semanas de investigación por parte de los efectivos de este grupo. La mayoría de las pesquisas realizadas giraban en torno a una persona de nacionalidad marroquí, que presuntamente tenía su domicilio en la ciudad y que al parecer servía como centro de operaciones para la distribución de hachís en forma de bellotas.

Tras las pesquisas necesarias para determinar el 'modus operandi' del que se valía esta persona se logró averiguar que, con A.G.B. como presunto cabecilla, se había instalado una organización dedicada a captar personas procedentes de Marruecos que traían en el interior de su cuerpo este tipo de sustancia (polen de hachís) muy demandada en la ciudad y en otras poblaciones cercanas. Los viajes de esta persona se hacían cada semana, por lo que la Policía trató de establecer un control en su modo de actuación para establecer una serie de dispositivos para proceder a la localización y detención de todos los miembros que participaban en esta tarea.

Así, la detención se produjo en un intercambio de dinero por la entrega de parte de la cantidad de sustancia estupefaciente de los principales responsables de la organización. Posteriormente se practicó una entrada y registro en el domicilio tras la que se produjo el alijo total de los casi ocho kilos de polen de hachís. No cabe duda de que la operación ha sido una de las mayores realizadas en las últimas fechas, sobre todo, por toda la sustancia estupefacientes que se ha incautado, así como por el dinero en metálico que se ha aprehendido en el registro domiciliario practicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios