Jerez

El Portal vive 15 días en 'El país de los cuentos'

  • La colonia urbana que se desarrolla con los niños de la barriada tiene este año como objetivo el fomento de la lectura

Comentarios 1

Pagar por trabajar es lo que hacen los 18 animadores que desde el día 1 de agosto y hasta mañana han sustituido sus casas por el hogar que las hermanas de El Santo Ángel tienen en la barriada de El Portal para dedicar así sus vacaciones a fomentar la educación en valores y el tiempo libre de los 47 niños, de entre 3 y 13 años, que se han inscrito este verano. Para ellos han ambientado la colonia en 'El país de los cuentos', fomentando así el interés por la lectura. Esta iniciativa comenzó hace nueve años como un taller para mujeres , pero al tiempo surgió la necesidad de crear una guardería para los menores, así que se cubrió la nueva demanda con estas actividades. Y así surgió la colonia urbana que, por quinto año consecutivo, se está realizando en colaboración con la asociación Salle Joven. "El balance de estos cinco años es positivo, pues estamos logrando algunos de los objetivos que nos marcamos como, por ejemplo, que el motor de cambio del barrio sean los propios chavales por eso este año dos de los monitores son jóvenes de la barriada que hace unos años venían como niños", explica Pablo Sizuela, integrante del equipo de responsables.

Durante los quince días que dura esta colonia, los niños aprenden a dedicar su tiempo libre a otro tipo de actividades que en una barriada con problemas de vandalismo y droga es difícil encontrar. Entre dichas actividades destacan las excursiones a la piscina de Torrecera y a la playa artificial de Zahara de la Sierra, que además se encuentran abiertas a toda la barriada, fomentando así el ocio de los niños y también de sus familias, pues tal y como explica Alicia Sánchez, educadora social en la barriada, "es importante trabajar también con las familias y, sobre todo con las mujeres, porque necesitan sentirse igualadas respecto a las mujeres urbanas". De esta manera, desde Cáritas Diocesana también apoyan el proyecto de Promoción y Desarrollo que desde el año 2000 se está llevando a cabo con las mujeres de esta barriada rural. A pesar de todo ello, este proyecto tampoco se salva de la crisis y como asegura Juana María Rueda, hermana del Santo Ángel, "este verano lo hemos salvado con las ayudas particulares porque las que hemos pedido a las Administraciones Públicas nos han sido denegadas y aún tenemos una subvención pendiente de cobro del año pasado". Sin duda una labor que no tiene precio y que es muy necesaria en una barriada que, a pesar de sus malos olores, respira en estos días un poco de reestructuración social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios