Preludios de la Semana Santa en el cuarto domingo de la Cuaresma jerezana

  • Catorce imágenes estuvieron de besapiés y besamanos en una jornada que supo a primavera

Comentarios 2

El clásico ambiente de las vísperas de la Semana Santa fue el que se vivió ayer en la ciudad gracias a las convocatorias de cultos y actos cofrades y al magnífico tiempo que acompañó al cuarto domingo de la Cuaresma. Fue una jornada que supo a pura primavera que preludió en los sentidos la cercanía del Domingo de Ramos. Desde el centro hasta la periferia, los besapiés y besamanos fueron los actos que centraron la mayor expectación, de forma singular ante las imágenes con mayor reclamo devocional. En Los Descalzos estuvo radiante La Amargura, en San José, rodeada de una magnífica decoración floral, La Estrella estrenó manto y saya bordadas. En el Carmen, El Buen Fin y La Lanzada compartieron protagonismo devocional. En su capilla, el Cristo del Amor dio a besar sus pies mientras que Jesús de la Sentencia reestrenó la capilla de la Yedra con el colofón musical que le ofreció la agrupación que lleva su nombre. Confortación recibió a los devotos en la capilla de la cofradía en Santo Domingo. El Cristo volvió a llenar hasta los topes la ermita en la que se palpaba el calor de la gente de San Telmo. La Virgen de la O ya está en su paso de salida después de que ayer estuviera todo el día dando a besar sus manos. Agentes de la Policía tuvieron el honor de trasladarla al cierre del besamanos. Los tonos negro y morado predominaron alrededor del impresionante Sagrado Descendimiento con el amortajamiento como elemento predominante en la escena. El Consuelo en Las Viñas, Desamparo en la capilla del Asilo y Pasión en Los Dolores completaron la nómina de un día donde la música también fue protagonista de la mano de La Clemencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios