El Prendimiento estudia la restauración del paso de palio y del Desamparo

  • Por el momento la iniciativa está en estudio aunque la prioridad será la intervención en la imagen de la Virgen

Comentarios 1

1949

La hermandad del Prendimiento se dispone a afrontar el objetivo de restaurar el paso de palio en su integridad, especialmente en los bordados. De forma paralela pero dándole prioridad, se estudia la restauración de la Virgen del Desamparo para lo que se cuenta con un primer estudio que descarta daños importantes pero sí aconseja una intervención para reparar problemas de orden menor. Es la primer atarea que se encomienda la actual junta de gobierno y no cabe duda que el primer reto importante que asume la nueva administración de la hermandad que lidera como hermano mayor Javier Soria. El palio del Desamparo es en su conjunto una de las joyas de la Semana Santa jerezana por la calidad de sus bordados, originales de Esperanza Elena Caro. De estilo macareno, se inspira claramente en el estilo juanmanuelino que impuso en la Esperanza sevillana. Estos bordados de una enorme calidad y en su conjunto son de una armonía absoluta en un palio exacto de proporciones. En pocas palabras, la combinación del oro y el rojo junto al resto de piezas que lo conforman este paso de palio en uno de los emblemas más importantes de la artesanía cofrade tanto de Jerez como de Andalucía. Por el momento la junta de gobierno maneja algunos informes de especialistas en el bordado con una detección de daños, propuesta de intervención y costes aproximados, los cuales, con toda lógica, son bastante elevados. No se ha tomado ninguna decisión porque se quiere seguir consultado a más talleres para afinar al máximo a la hora de inclinarse por un artista en concreto. No obstante, lo primero será acometer la restauración del Desamparo. Este trabajo para la junta es considerada como una asignatura pendiente ya que la recuperación del paso de palio, en principio los bordados, precisa de una decisión inmediata aunque su ejecución esté condicionada a la disponibilidad económica de la hermandad. En los últimos años las únicas intervenciones llevadas a cabo en los bordados se han ceñido a la limpieza de las piezas y a la reposición de caireles en las caídas y alguna que otra reposición. Ahora se plantea un trabajo más en profundidad, cuyo alcance estará determinado por los informes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios