Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Primer viernes de marzo antesala de la Semana Santa

  • Tres Caídas, Esperanza y Cautivo, protagonistas de una gran jornada cofrade

Fue un jornada intensa en lo cofrade y en lo devocional. El primer viernes del mes de marzo tiene en la ciudad una larga tradición vinculada a las imágenes de Cristo que se exponen en ceremonia de besapiés. Las localizaciones, todas en el casco antiguo de Jerez, provocan al mismo tiempo una sinergía entre las tres citas que lleva al público de una iglesia a otra a escasos metros de distancia. Este factor propició un año más un extraordinario ambiente que pivota entre dos de los templos más seculares de la ciudad, San Lucas y San Juan de los Caballeros. La tradición del primer viernes marzo tuvo como siempre su especial reclamo a los pies del Señor de la Salud en sus Tres Caídas que desde las cero horas del día se ofreció a miles de devotos en el altar mayor. Para la ocasión se estrenó el dosel y la peana sobre la que se situó la imagen. Otra novedad que se verá el Miércoles Santo, es el arreglo de la capilla del sagrario donde tiene su altar el Señor Caído. Otra cita se localizó en la capilla del Cristo del Amor con el besapiés a Jesús Cautivo, ceremonia que estuvo abierta hasta las once de la noche. Enfrente estuvo un año más el Cristo de la Esperanza, la magnífica talla atribuida a Juan de Mesa que con la elegancia y la severidad acostumbrada, puso de besapiés la hermandad de la Vera Cruz. Fue un primer viernes de marzo algo diferente, porque por lo caprichos del calendario cayó este año más cerca que nunca de la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios