Qualytel ve en peligro su futuro en Jerez por el alto absentismo laboral

  • Asegura que "no podemos seguir" con una media de bajas es del 15%, el doble en festivos · La empresa frena nuevos proyectos para la ciudad y hace un llamamiento a los trabajadores para reconducir la situación

Comentarios 73

70%

"No podemos seguir así". El consejero delegado de Qualytel, Tomás Muriana, asegura que la viabilidad de su call center en Jerez está en peligro por el "altísimo" absentismo laboral entre la plantilla de su centro de trabajo junto a la antigua facultad de Derecho, situación que, no obstante, confía en reconducir con la ayuda de los sindicatos y el Ayuntamiento, a los que ha solicitado una reunión urgente para abordar el problema.

Según datos facilitados por la empresa, en festivos el 30% del personal se da de baja, mientras que la media de absentismo actual se sitúa en el 15% -más de 200 de los 1.400 trabajadores en plantilla-, el doble que en el resto de los centros que Qualytel tiene repartidos por el país, explicó Muriana, quien confirmó que durante el puente del Día de Andalucía (28 de febrero) se vivieron momentos "especialmente críticos", ya que se llegó a alcanzar el 70% de bajas en uno de los departamentos en servicio en Jerez.

La situación, además de "altamente preocupante", resulta "violenta", pues los trabajadores "aprovechan" para pedir cita con el médico los días laborables sueltos entre festivos y fines de semana para irse todo el puente, señaló el también socio fundador de la empresa, quien confirmó que a causa de las bajas "ya se han frenado algunos nuevos proyectos que iban a venir a Jerez".

El propio Muriana significó que "causas puede haber miles, pero realidad hay una, que estamos en el doble de absentismo que el resto y eso no tiene justificación", por lo que hizo un llamamiento a los trabajadores para que recapaciten y, "entre todos, reconduzcamos la situación", ya que "Jerez se mantiene por el resto del grupo, porque le está costando dinero a la empresa".

Llegados a este punto, el responsable de Qualytel puntualizó que no sería justo meter en un mismo saco a toda la plantilla, pues "la inmensa mayoría de los trabajadores son maravillosos, pero hay un pico, un grupo importante de personas que está poniendo en peligro la viabilidad del proyecto", y apostilló, "eso no significa que nos vayamos a ir, porque yo no soy partidario de tirar la toalla, pero hay que poner freno a lo que está pasando".

"Sería una pena que, tras la firma del acuerdo de concertación entre la Administración local y los sindicatos, no encontremos una solución tratándose de una empresa que lleva dos años y medio en Jerez, que ha creado 1.400 puestos de trabajo, principalmente entre jóvenes y mujeres, de los colectivos con menos salida laboral en una ciudad que tiene el problema del paro que tiene", deslizó Muriana, no sin advertir del impacto que tendría para la ciudad y su imagen perder un proyecto como el del call center de Qualytel.

Tras los intercambios de impresiones que días atrás mantuvo la empresa con sus responsables en Jerez y los representantes de los trabajadores en torno a las bajas laborales, la próxima semana hay prevista una reunión tripartita con sindicatos y Gobierno local, que Muriana espera se impliquen para encontrar una solución, pues "no es normal que en el poco tiempo que llevamos en Jerez se haya disparado el absentismo de forma tan preocupante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios