Quince años de cárcel para un hombre que violó a una joven en la autopista

Quince años de prisión es la pena con la que se ha condenado a F.J.V.B por agredir sexualmente a una joven de dieciocho a quien se llevó desde la avenida de Europa hasta un paraje de la autopista. Fue allí, en un lugar cercano a la AP-4 que no se podía divisar desde la carretera, donde cometió con total impunidad la agresión en el mes de septiembre de hace dos años.

Finalmente la sala de la Sección Octava ha condenado al acusado en función de dos delitos, el de agresión sexual, a diez años y medio de prisión, así como otro de robo con intimidación. Éste se ha penado con cuatro años y medio más. Asimismo, el tribunal ha acordado en la sentencia una indemnización de 30.000 euros para la joven, el fiscal pedía 15.000, en concepto de los daños y secuelas que ha podido sufrir. De hecho, a lo largo del juicio salió a relucir que la joven no se recuperará definitivamente de lo vivido en esta experiencia traumática, tal y como destacó una perito psicóloga. Así hay que tener en cuenta que el fallo aún no es firme, ya que se encuentra en plazo de recurso. En caso de que se plantease, el Tribunal Supremo sería el que tuviera la última palabra al respecto.

Lo ocurrido comenzó a la salida de un centro comercial de la avenida de Europa y a plena luz del día. La joven se encontraba parada en una señal de 'stop' para incorporarse a la vía y fue entonces cuando el acusado, con antecedentes por hechos similares, se le montó en la moto. La amenazó con un cuchillo y le dio una serie de indicaciones para que fuera desde ese punto a la pedanía de Estella. Luego cambió de opinión y la obligó a desplazarse a ese lugar cercano a la autopista, un paraje que difícilmente se podría ver desde la carretera por lo que las posibilidades de que la chica pudiera pedir auxilio eran mínimas. Aún así, la joven en un momento de descuido de su agresor pudo escapar y desnuda se dirigió hacia la vía, donde un camionero pudo socorrerla. Ahí acabó su particular calvario, aunque como consecuencia de esto la joven ha quedado marcada.

La agresión se produjo además a plena luz del día, puesto que todo comenzó a mediodía. En ese tiempo, la joven llegó a temer seriamente por su vida ya que el acusado la amenazó en varias ocasiones, refiriéndole en algunos momentos frases como "no sé que hacer con tu vida".

Tanto el Ministerio Público como la acusación particular, representada por Jesús Salido y Alberto Escudier, solicitaban penas algo más severas, hasta dieciocho años de cárcel, al estimar que existía además un delito de detención ilegal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios