"Recomendados", por José García Oliva

Minimalario

De Pinto & Chinto. Col. Siete Leguas. Kalandraka Editorial. Sevilla. 2011.

Volvemos con esta pareja, Carlos López y David Pintor para pasar otro rato muy divertido, creativo, provocador, juguetón, y entrañable. Tenemos la suerte de que Kalandraka haya editado en un volumen, y en esta cuidada colección, los dos libros que en su día aparecieran en gallego: “Minimaladas” (libro con el que el autor, C. López, ganó el Premio Merlín) y “Novas Minimaladas”.

Con el tremendo entrenamiento que supone una tira humorística diaria y la necesaria capacidad de síntesis para hacer una crónica política en las dos viñetas que la componían, es lógico que resulte un éxito esta sumatoria de microrrelatos con una única ilustración para cada uno recortada sobre blanco y sin escenario.

Así se nos presentan los retratos de 114 animales, tan breves como de unos 8 renglones de media (14 la de la mariposa, 3 la del erizo) pero todos con su presentación (“Esto era un…”), su nudo y su desenlace. Dice el dibujante de este trabajo: “Minimaladas fue un libro al que siempre le tuvimos un gran cariño, y del que estamos muy orgullosos, pues si bien no fue nuestro primer libro, sí fue el que consolidó a Carlos como uno de los mejores escritores de literatura infantil de Galicia”.

Pero las ilustraciones tampoco se quedan mancas y dan la réplica perfecta a las situaciones,  historias, problemas, anécdotas, manías, sorpresas,… con que se encuentran estos animales, ilustraciones que se han rehecho para esta edición.

Para acceder al blog del ilustrador pinchamos aquí.

El mar y otras cosas de las que también me acuerdo

De Mónica Gutiérrez Serna, texto e ilustraciones. Col. Trampantojo. Thule Editora. Barcelona. 2011.

Un libro singular que es reciente ganador del CJ Picture Book Award, entidad que también ha colocado como finalista a otro libro de la autora (y en la misma editorial) lo que nos indica el reconocimiento, la calidad y la absoluta actualidad de su propuesta plástica.

Y es que Mónica Gutiérrez, de la que ya conocíamos trabajos anteriores en esta misma colección, nos trae una obra íntima, cargada de un enorme lirismo, de compromiso personal, capaz de despertar en el lector sus propias experiencias, de hacerle cómplice activo, de cerrar el libro casi con un suspiro de nostalgia. Por parte de la ilustración, un trabajo combinado de pinturas al óleo (páginas que reproducen espacios, escenarios amplios, llenos de color y texturas) y dibujos a carboncillo (de los personajes y lugares más delimitados), como contraponiendo lo tangible de lo concreto con lo intangible de los recuerdos.

Pero también por todo eso es un trabajo editorial arriesgado que muchos adultos considerarán para un público restringido y, como poco, juvenil. Sin embargo, es un libro que a los pequeños les puede generar si no recuerdos sí observaciones y reflexiones sobre su propio aprendizaje y los agentes que le ayudan, además de dejarse llevar, como cualquiera, por unas pinturas y unos dibujos que sugieren, que invitan a mirar hacia afuera… y hacia dentro.

La autora nos cuenta sus recuerdos de cuando era niña y paseaba con su abuelo de quien tanto aprendió (a leer, a jugar con el mar, a observar… “lo fundamental de la vida”) y con quien mantenía una relación de amor y admiración, argumento que nos recuerda escenas de “Los caminos de la luna”, de  Juan Farias,  pero que, volviendo al principio, tiene un sello absolutamente personal.

El hecho de hablarnos de recuerdos y presentarnos a este abuelo, que poco a poco va dejando de hablar, parece un particular tributo a la celebración en 2011 del Año Internacional en Investigación del Alzheimer.

Para acceder a la página web de la autora se puede seguir este enlace y para ver algunas páginas del libro, mediante la editorial.

Josefina no puede dormir

De Alexander Steffensmeier texto e ilustraciones. EdAnaya. Madrid. 2011.

Si hiciéramos una selección de animales importantes en la literatura ilustrada para pequeños, nos encontraríamos a Oso y Tigre de Janosch, a Sapo y Sepo de Arnold Lobel, a los conejos de Rosemary Wells, al perro Rodolfo de Tony Ross, a la cerdita Olivia de Ian Falconer, a los elefantes Babar de Jean de Brunhoff y Elmer de David McKee, a los osos blancos de Guido van Genechten, a Gato de Kitamura, al cocodrilo de Max Velthuijs… y ya, con un lugar propio y merecido en este elenco, a la vaca Josefina del escritor y dibujante Alexander Steffensmeier.

Y toda esta retahíla de nombres y larga introducción para colocar a este personaje en su sitio, que con cuatro álbumes ya ha pasado a la categoría del “merchandising” con sus cuadernos para dibujar, para aprender números y para cocinar, además de contar sus historias en CD. Y es que Josefina, bueno su autor, ha sabido traspasar (como todos los animales citados) la línea que separa a los personajes de cuentos con los personajes amigos, aquellos de los que nos preocupamos de lo que les pasa y de los que nos alegramos de su felicidad.

Por eso, en esta ocasión, la observamos oyendo el cuento que la deliciosa granjera les lee antes de dormir y cómo se va a quedar sin “pizca de sueño”, empezando toda una búsqueda nocturna de alternativas para conciliarlo. Y en estas que poco a poco va despertando a toda la granja hasta que al final, se cambian las tornas y mientras ella duerme todos han quedado despiertos.

El uso de tonos grisáceos para lo que está a oscuras y por ende dormido junto a la luminosidad de ella despierta y quienes se van despertando, de las páginas divididas en distintas escenas (casi a modo de viñetas sin delimitar) junto a las imágenes únicas a doble página, de la sencillez de trazos para los personajes junto a la profusión de pequeños elementos en los escenarios, y las páginas en las que Josefina aparece en escenas simultáneas que generan movimiento al pasar de una a otra, hacen que este libro sea dinámico, vivo, apetitoso, para leer y releer y descubrir siempre detalles nuevos,… para que no falte en las bibliotecas infantiles.

Para ver la página del autor se puede seguir este enlace.

pepegoliva@hotmail.com

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios