Fútbol Xerez CD 1-1 Lebrijana · CD Guadalcacín 3-1 Alcalá · CD Rota 0-2 Xerez Deportivo FC

"Reivindicamos la igualdad en el mundo de las trabajaderas"

  • La Virgen de María Auxiliadora, de la calle Cabezas, lleva 17 años con mujeres costaleras

Jerez ha pasado casi de puntillas sobre el debate de las mujeres costaleras originado en las hermandades de la Borriquita y la Soledad de El Puerto en la que, tras años de cuadrillas mixtas, se ha decidido dejar a las chicas por la apuesta única de los hombres bajo los palos de los pasos.

En la hermandad del Rosario que aglutina a los costaleros y capataces de la ciudad, se tienen las ideas claras. Jaime Gutiérrez, hermano mayor de la corporación, es directo y conciso desde el punto de vista personal: "Yo no veo que sea lo más idóneo para un paso. Tanto es así que si me ofrecieran un martillo con una cuadrilla de mujeres no la aceptaría. Todos sabemos que los pasos los mueven la fuerza física. Y hay que aceptar que el hombre está más dotado para los grandes esfuerzos. Lo respeto, pero yo nunca mandaría una cuadrilla mixta", asegura.

Ahora, bien, como cualquier otro asunto de la vida, también existen sus excepciones. En el mundo de los costaleros de Jerez tenemos una singularidad interesante. Se trata de la procesión de María Auxiliadora del colegio de la calle Cabezas. Allá en el viejo barrio de San Mateo, en los tuétanos de la ciudad, desde hace diecisiete años, Joaquín Ruiz Rodríguez lleva nada menos que diecisiete años sacando a la Virgen por mujeres cuando llega el mes de mayo. Algunas curtidas ya en las batallas que ofrece este paso que no precisamente una pluma. "Para llevar a mujeres lo único que tienes que tener es un buen fondo de relevos. Lógicamente, ellas necesitan relevos más rápidos. Ahora bien, a la hora de empujar, una chica puede hacerlo tanto o más que un hombre. Son ya muchos años de experiencia y lo puedo asegurar por experiencia", apostilla el capataz. Considera su cuadrilla de mujeres como una gran familia. "Un grupo en el que estamos en contacto durante todo el año y donde disfrutamos y sufrimos a la vez todos", asegura. En este sentido, Joaquín es claro y conciso: "Si una mujer es capaz de aguantar un parto, que dicen que es lo más sufrido que existe, ¿por qué razón no va a poder llevar un paso?", se pregunta.

Mercedes Ruiz lleva diecisiete años llevando sobre sus hombros a María Auxiliadora. "Reivindicamos igualdad en el mundo de las trabajadoras -comenta-. Todos tenemos el mismo derecho a estar en el lugar que queramos ante nuestras imágenes. Y si ese sitio es bajo el paso, pues también tenemos derecho para poder hacerlo. La procesión de la calle Cabezas está abierta para cualquier mujer que quiera vivir con nosotras lo que es llevar una imagen sobre tus hombros".

Por su parte, Maite Franco, lleva nueve años en la cuadrilla de Joaquín Ruiz. Cuando se le preguntar también se manifiesta con claridad: "en esto del mundo de la costalería sí que hay mucho machismo. Nos toman como una rareza", afirma. Recuerda que hace un par de años decidieron junto a una cuadrilla de hombre, sacar, por separado, a San Blas de la iglesia de San Mateo. "Muchos que estaban en las aceras de las calles cuando entramos nosotras se fueron. Parecía que no querían ni vernos", comenta. Y eso que según el capataz y su costalera, el movimiento del paso con mujeres es mucho más fino y elegante. "La cintura la tenemos más desarrollada las mujeres. Y cuando se trata de marcar sobre los pies, ofrecemos un movimiento único que el hombre no puede darle", concluye Maite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios