El Rey Gaspar hace una parada en la jaima de Diario de Jerez

  • Su Majestad estará en la alameda de Cristina recogiendo las cartas de los niños, que podrán ver impresa su visita

Uno de los tres Reyes Magos de Oriente, concretamente el rey Gaspar, ha decidido hacer una parada en Jerez, en la alameda de Cristina para ser más exactos, donde, instalado cómodamente en una típica jaima del desierto que le ha instalado Diario de Jerez, se dedicará hasta el día 4 del próximo mes de enero, se dedicará a recoger las cartas con las peticiones de todos aquellos niños que lo deseen.

Si los pequeños no traen escrita la carta, tampoco hay problema, porque allí mismo puede pedir una y, además, tras hablar con el rey podrán ver impresa la imagen de su visita en una primera página de Diario de Jerez, ya que el rey Gaspar cuenta además con la ayuda de un par de pajes.

Los niños también reciben algunos regalitos como coches en miniatura, cuentos y, como no podía ser menos, caramelos.

El horario para poder entregar las cartas es desde mediodía hasta las dos de la tarde y desde las seis hasta las nueve de la noche.

La inauguración de esta jaima contó con la presencia de las tres personas que encarnarán a los tres Reyes Magos en la cabalgata del próximo día 5 en Jerez: El bancario y colaborador de Diario de Jerez, Juan Salido Freyre, el doctor Mauricio Geara, presidente de la Asociación Solidaridad Jerezana (Soje), y la diseñadora de trajes de flamenca, propietaria del establecimiento 'De la Feria al Rocío', Faly Cornejo.

También estuvieron el presidente de la Asociación de Reyes Magos de Jerez, José Arcas de los Reyes, y personas que han representado a Sus Majestades de Oriente en anteriores ediciones como Faustino Rodríguez, propietario del Bar Juanito.

El Rey Gaspar comenzó a recibir las cartas de los niños a mediodía, pero ya a las once y cuarto había niños que aguardaban con ilusión para poder entregarle su carta. La primera que pudo hacerlo fue Rosario Peña, una preciosa chiquilla que le ha pedido al Gaspar una hermanita que va a llegar a su casa desde China un poco después del día 5.

Por la tarde ya había una gran cantidad de niños ante la jaima, niños como Alejandro Yuste Herrera, de cinco años, que le pidió al rey, entre otras cosas, el loro molón y una consola de lápiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios