El SAS deja en el aire el futuro de los nuevos centros de salud

  • Sólo los de la zona Sur y Este tienen posibilidades de que se terminen las obras, mientras que para el resto no hay ninguna previsión ni compromiso de ejecución

Comentarios 3

Si los centros de salud de la zona Sur y la zona Este-La Milagrosa se han quedado con las obras a medias y sin fecha de reanudación, peor suerte corren otras infraestructuras sanitarias incluidas en el nuevo mapa de Atención Primaria que se diseñó hace años para Jerez y que han caído en el olvido. En una reciente reunión de la Federación de las asociaciones de vecinos 'Solidaridad' con el delegado territorial de Salud y Bienestar Social, Ángel Acuña, éste apenas les pudo ofrecer alguna información sobre el futuro de todas las instalaciones sanitarias previstas. Los vecinos, que le expresaron su preocupación por la actual situación, salieron del encuentro con "una sensación de auténtica indefensión por este abandono de infraestructuras que son tan necesarias para Jerez", manifestó José Saborido, miembro de la junta directiva de 'Solidaridad'. Los centros de salud de la zona Sur y de la zona Este- La Milagrosa, cuyas obras ya están iniciadas, tendrán que esperar, según les comunicó Acuña a los vecinos, a conocerse cómo se repartirán los presupuestos de la Junta por consejerías y por provincias -hasta la fecha toda una incógnita-. "Nos dijo que a principios de diciembre se sabría algo, con lo que creemos que las obras no se reanudarán como muy pronto hasta primeros del año próximo".

En cuanto a la remodelación del edificio de Díez-Mérito, que debería acoger el centro de salud de Madre de Dios, un punto de Urgencias extrahospitalario, que sustituiría al de la calle José Luis Díez, y el servicio de Salud Mental, no existe ni la más mínima previsión. "Mientras tanto, tenemos un centro de salud en Madre de Dios que se ha quedado pequeño", lamentó Saborido, afirmando que la misma incertidumbre hay sobre las obras de ampliación del centro de salud de Las Delicias, el nuevo centro de la zona Norte, que vendría a descongestionar el centro de San Benito y la ampliación de La Granja. "Después de 25 años esperando a que se complete el mapa sanitario seguimos igual". Los recortes presupuestarios por la situación económica son ahora la excusa para los retrasos en unas obras que tenían que haber comenzado antes de que estallase la crisis y el SAS ha optado por pasar de los anuncios y promesas a no adquirir ya ningún compromiso.

Los nuevos consultorios de Torremelgarejo, El Torno y Lomopardo son otras de las instalaciones que permanecen en el limbo y que no aparecerán en los presupuestos de la Junta del próximo año. "Nos encontramos con instalaciones en mal estado y con otras masificadas. Ahí están también las Urgencias de la Granja, que además del elevado número de pacientes que atienden, se crea un problema en la barriada porque no hay aparcamientos y los usuarios tienen que aparcar en las aceras". Saborido señaló que los vecinos han pedido al nuevo delegado de Salud que al menos dentro de las dificultades "se mantenga la sanidad como servicio público y gratuito".

En el encuentro se abordó también la situación de la residencia de ancianos de La Granja, que ha perdido unas 50 plazas en los últimos años por el cierre de dos de sus plantas. "Mientras, hay una importante lista de espera de personas mayores que necesitarían una residencia, pero nos dicen que esas plazas se van a destinar a personas en riesgo de exclusión social. No tenemos nada contra ello, pero nos preguntamos qué va a pasar con esos ancianos que no pueden vivir solos y no tienen familia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios