Sánchez 'congelará' en 2008 todas las contrataciones del Ayuntamiento

  • La alcaldesa está a punto de cerrar, junto a su equipo de gobierno, los Presupuestos municipales del año próximo, "muy inversores" y destinados principalmente "a suplir las carencias de las barriadas"

Más gasto público y menos gasto corriente y de personal. Es la síntesis del espíritu con el que el 'ejecutivo' socialista que lidera Pilar Sánchez quiere impregnar, en principio, los Presupuestos municipales para el año que viene. En este sentido, el apartado del capítulo de personal relativo a futuras contrataciones por parte del Ayuntamiento de Jerez "no contempla partida alguna en 2008", por lo que, según avanzó ayer a este Diario la propia alcaldesa, Pilar Sánchez, durante el próximo año se 'congelará' cualquier tipo de nueva incorporación en la ya de por sí extensísima nómina del conjunto de la estructura del Consistorio.

Una medida de ahorro moderadamente contrapuesta al capítulo de inversiones que incluyen esos mismos Presupuestos, los cuales centrarán la mayor parte de su impulso inversor en suplir las "carencias históricas que padecen las barriadas de la ciudad". Sánchez, que anticipó que esta misma semana cerrará con su equipo de gobierno los Presupuestos con el objetivo de que formen parte del orden del día del último pleno del año -el día 27 de este mes-, se reafirmó en su idea de mantener unas partidas con carácter plurianual y unas inversiones supervisadas por una comisión que ella misma presidirá y que tiene como objetivo hacer un seguimiento "permanente" de todo el gasto público que se ha previsto y del que no ofreció concreción alguna. Lo que sí aclaró la regidora socialista es que las inversiones "van a ser muchas e irán dirigidas fundamentalmente a las barriadas y a las necesidades más importantes que tiene la ciudad ahora mismo y a raíz de las carencias históricas que nos hemos encontrado". De forma paralela, como se ha dicho, para cumplir a 'rajatabla' el plan de saneamiento que rige las finanzas municipales desde hace un par de años, la primera edil explicó que "donde vamos a atar en corto el Presupuesto será en el gasto corriente y de personal".

Respecto a lo anterior, confirmó que los organismos autónomos, como la Gerencia de Urbanismo, se disolverán formalmente el próximo 1 de enero, tras pasar el expediente por el próximo pleno, y eso permitirá, entre otras medidas, redistribuir con mayor facilidad al personal entre delegaciones para suplir necesidades y evitar nuevas contrataciones.

Volviendo al capítulo inversor, se mostró muy crítica con la gestión seguida por gobiernos anteriores -obviamente, en clara alusión a la etapa del Pedro Pacheco al frente del gobierno local- en las barriadas de la ciudad y expresó, convencida, que "nadie ha invertido más en las barriadas que este gobierno". "Todos nuestros planes de inversiones son para nuestros barrios, eso lo tenemos muy claro, pero lo que no se ha hecho en 25 años no se puede exigir en seis meses y toda la ciudad a la vez", reconoció en alusión a diversos reproches y ultimátum vertidos por diversos colectivos vecinales de la zona Norte en los últimos días.

"Los barrios son la gran asignatura pendiente del Ayuntamiento y los grandes abandonados, ya que mientras se dedicó muchísima inversión a los Juegos Ecuestres de 2002, a Chapín y a muchos otros proyectos faraónicos que ni siquiera se pagaron, en los barrios no se hizo absolutamente nada", recriminó de forma airada. Y prosiguió en su discurso aseverando que "el ritmo lo marcaremos nosotros, con los Presupuestos posibles, ya que no tenemos una fábrica de hacer dinero, pues éste sale de los ciudadanos y de su patrimonio y contribuciones". "Hay que ser justos y establecer un calendario de actuaciones acorde con las posibilidades que tiene esta ciudad y no se puede pedir más, no se puede pedir más (sic)", recalcó determinada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios