Sánchez estudia si es posible romper con Urbaser y rescatar la concesión

  • El comité de empresa, que se reunirá con la alcaldesa el próximo martes, recibirá hoy el listado con los 53 fijos que serán despedidos · Los empleados mantienen las ocho horas de 'paro' diario previas a la huelga

Comentarios 10

Ayer, un día antes de que Urbaser, la empresa concesionaria de la limpieza viaria y la recogida de basura, traslade al comité de empresa una lista con los 53 empleados fijos que serán despedidos, la alcaldesa, Pilar Sánchez, no sólo reiteró la voluntad del gobierno local de garantizar todos los puestos de trabajo, sino que además dio una nueva vuelta de tuerca al conflicto que no por esperada deja de ser sorprendente: su firme decisión de rescindir la concesión a Urbaser y rescatar el servicio. Otra cosa es que la pretensión sea viable y que el Ayuntamiento, a tenor de su delicada y crónica situación financiera, esté en condiciones de afrontar unas 400 nóminas más y el mantenimiento de una flota de 40 vehículos.

Por todo ello, Sánchez manifestó ayer, en un comunicado de prensa, que ha dado instrucciones al gabinete jurídico del Consistorio para que "analice las posibilidades legales para rescatar la concesión administrativa por la que Urbaser asume el servicio público de limpieza viaria". En este sentido, el principal argumento para requerir este estudio, según expone en la nota, reside en las "reiteradas anomalías detectadas en la prestación de este servicio; con el agravante de que a pesar de que estas incidencias han sido repetidamente comunicadas por el Ayuntamiento, tanto verbalmente como por escrito, a la gerencia de la empresa, el servicio no ha sido mejorado en la medida que se planteó y que merece la ciudadanía, lo que supone un grave incumplimiento".

Al hilo del anuncio de Sánchez, el portavoz del comité de empresa, José Antonio Román, manifestó a este medio que aún no habían tenido tiempo de valorar la decisión municipal, aunque no dudó en expresar su sorpresa por las razones esgrimidas por Sánchez para romper con Urbaser, pues, a su juicio, "la empresa cumple y si trabajamos en precario, con vehículos con 15 años de antigüedad, es debido al impago municipal". "Queremos una reunión a tres bandas y que se clarifiquen las posturas, un compromiso real de pago y dejarnos de conflictos puesto que los impagos y esta situación la padecemos trabajadores y ciudadanos", aseveró.

Respecto a lo anterior, Román confirmó que el comité tiene previsto celebrar una reunión con la regidora jerezana el próximo martes, al tiempo que recordó que la plantilla mantendrá estos días, fin de semana y festivos incluidos, las asambleas informativas de dos horas en cada turno de trabajo. En concreto, serán un total de ocho horas de 'paros' diarios -de seis a ocho de la mañana (limpieza viaria); de ocho a diez de la mañana (mecánicos); de dos a cuatro de la tarde; y de diez a doce de la noche (recogida)-, lo que provocará que, a la espera de la autorización de la convocatoria de huelga -prevista para que comience el 14 ó 15 de este mes-, los diferentes servicios que presta Urbaser se vean diezmados.

Por su parte, desde el Ayuntamiento insistieron en que el inicio del estudio de la viabilidad legal para rescatar la concesión que Urbaser "disfruta" desde 1995 es simultáneo al llamamiento a la tranquilidad de los trabajadores. En este sentido, el gobierno local, como se ha dicho, "no consentirá el despido de ni un solo trabajador porque todos son necesarios para la prestación de un servicio con la calidad que merecen los jerezanos". "El compromiso del gobierno local se mantiene firme en su empeño de que el servicio de limpieza no vea mermado su número de efectivos, tanto como salvaguarda de los derechos laborales de la plantilla como por las necesidades de satisfacción de la ciudadanía", aclararon.

Este Diario contactó ayer con la gerencia de Urbaser en Jerez, aunque declinó realizar declaraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios