Sánchez readmite a los 17 despedidos de la GMU tras cuatro meses de conflicto

  • La alcaldesa justifica la viabilidad de su decisión en que el ente autónomo se ha disuelto y los trabajadores podrán redistribuirse legalmente en las delegaciones "donde sea necesario su trabajo"

Comentarios 49

El gobierno municipal, con la alcaldesa, Pilar Sánchez, a la cabeza, ha dado marcha atrás unos cuatro meses después de iniciarse el conflicto y ha decidido readmitir a los 17 ex trabajadores de la antigua Gerencia Municipal de Urbanismo -diez jardineros y siete administrativos- que despidió a finales del pasado mes de septiembre basándose en el Plan de Optimización de Recursos del Ayuntamiento y por ser considerados "innecesarios". Ahora, tras disolverse el organismo autónomo al que estaban adscritos los empleados y, sobre todo, después de que el fallo judicial en las primeras siete sentencias haya dictado que las destituciones fueron improcedentes -los contratos estaban viciados en origen-, se ha optado por que los trabajadores se integren en la estructura municipal. En este sentido, la regidora socialista, tras reunirse ayer con los secretarios comarcales de CCOO y UGT, José Manuel Trillo y Pedro Alemán, respectivamente, resaltó en una rueda de prensa el triunfo del "diálogo" en detrimento del "chantaje, el acoso y los métodos antidemocráticos" seguidos por la CGT, central mayoritaria en el Consistorio jerezano, en todo el proceso, dejando claro al mismo tiempo que esta readmisión "nunca se hubiese producido sin la disolución de los organismos autónomos".

"Ahora sí podemos redistribuir legalmente a los trabajadores, cuyo futuro habían puesto los jueces en mis manos", aseveró con firmeza. "Mantuvimos y seguimos manteniendo -explicó- que los trabajadores son innecesarios en Urbanismo, pues no tiene ni tendrá jardineros y hay exceso de administrativos, pero el nuevo marco en el Ayuntamiento nos permite integrarlos en las delegaciones municipales y que sean destinados, tras hacer un reajuste y buscar el necesario crédito presupuestario, donde sí pueda ser necesario su trabajo".

A todo esto, la alcaldesa también matizó que, "si es necesario", los trabajadores recibirán formación adecuada para adaptarse a su nuevo puesto laboral y reconoció que "aparcaremos" el recurso contra las sentencias de las delegadas sindicales, cuyos despidos fueron declarados igualmente improcedentes, aunque en estos casos eran los afectados quienes podían decidir -hoy mismo lo harán en el juzgado- si optaban por la indemnización o la readmisión. "El caso de los delegados sindicales es un asunto que podría ser objeto del correspondiente recurso porque hay jurisprudencia para ello, pero en este momento lo aparcamos y decidimos la readmisión", resolvió Sánchez aludiendo a la supuesta maniobra sindical fraudulenta que pesa sobre los citados delegados afectados por los despidos.

Tras explicar con detalle la sentencia judicial y reconocer que se trata de una resolución que demuestra que "este gobierno y esta alcaldesa son capaces de reconsiderar sus decisiones y no se le caen los anillos por ello", Sánchez arremetió con dureza contra la postura seguida por la CGT en el transcurso del conflicto, pues "tanto el gobierno como esta alcaldesa han sido objeto de una impresentable campaña de acoso, calumnias y difamación que ha sobrepasado todas las líneas rojas de la decencia y la crítica sindical y política".

A este respecto, mantuvo que se han vulnerado sus derechos civiles y este hecho "tendrá su correspondiente respuesta judicial, pues como ya anuncié he emprendido acciones por la vía penal". "Hoy hemos tomado decisiones buenas para la paz social de Jerez, pero mis derechos como ciudadana se han visto vulnerados y seguiremos con el proceso judicial", advirtió en relación con las diligencias abiertas contra miembros del sindicato cegetista sorprendidos semanas atrás por la Policía Local mientras realizaban pintadas atentatorias contra su persona.

De forma paralela a todo lo dicho anteriormente, la alcaldesa también quiso enmarcar la readmisión de los ex trabajadores de Urbanismo en el "inminente" Pacto Local por el Empleo que van a suscribir Ayuntamiento, empresarios y sindicatos; y manifestó que esta decisión supone "un último gesto de buena voluntad en aras de dotar a Jerez de ese gran acuerdo de concertación social". E insistió en que "en estos cuatro meses no hemos cedido en ningún momento a los intentos de chantaje y linchamiento público, y nos hemos mantenido abiertos al diálogo". "Ellos (por la CGT) se retiraron, pero nosotros seguimos abiertos al diálogo y lo hemos mantenido con los únicos que han querido dialogar y que han posibilitado una solución, sindicatos que representan a la inmensa mayoría de los trabajadores de Jerez y del Ayuntamiento", aseveró firme.

Sea como fuere, con la sentencia en la mano, la regidora jerezana expresó que "ha quedado demostrado que no había maniobra alguna para despedir a nadie ni persecución sindical, pues lo que se hizo, se hizo conforme al interés general". Asimismo, Sánchez subrayó que al haber optado por la readmisión de los 17 ex trabajadores de la GMU, a los que habrá que pagar los salarios de trámite correspondientes a cuatro meses no trabajados y a lo que habrá que sumar las costas judiciales, "ya no tiene sentido seguir con las demandas (hay citaciones previstas hasta marzo)". "Únicamente queda ver qué demandas de personal tienen las distintas delegaciones municipales", agregó.

A todo esto, como una especie de moraleja final a toda la historia, la alcaldesa expresó que "mientras los ciudadanos sigan dándonos su confianza, en este Ayuntamiento nunca más se volverán a firmar contratos en fraude de ley como ocurrió en el pasado, y que han dado pie a esta situación que hemos tenido que sufrir". Precisamente la CGT denunció hace unos días que habían cuantificado en más de 700 los contratos fraudulentos en el Ayuntamiento, extremo que la primera edil no negó y del que dijo que "es de sobras conocido".

Por su parte, el PP, por boca de su líder María José García-Pelayo, se "alegró" de la "rectificación de la señora Sánchez", aunque lamentó, en rueda de prensa, que "el PSOE haya machacado a unos trabajadores obligándolos a tomar medidas inhumanas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios