Solicitan seis años de prisión por dos delitos de abuso sexual a una menor

  • El imputado y la víctima guardan una relación de parentesco. El acusado dice que "no se explica" la denuncia interpuesta

Un hombre que responde a las iniciales de F.G.P. se enfrenta a penas de hasta seis años de prisión por dos delitos de abusos sexuales en los que la principal víctima era una menor que guarda una relación directa de parentesco con él. Es la acusación particular ejercida por la familia de la víctima, y llevada a cabo por la letrada Beatriz Vázquez, la que solicita para el encausado penas mayores por esos dos hechos que, supuestamente sucedieron bastante distanciados en el tiempo, en el año 2004 y el 2006. La denuncia precisamente se presentó a finales del año pasado y fue ayer cuando se enjuició el caso en la sala de vistas de la Sección Octava. El juicio se celebró como audiencia pública, salvo el testimonio de la víctima, a la que tanto los peritos forenses como los psicólogos dan total credibilidad en el relato, ya que consideran que no se trata de ninguna fabulación o que se le ha podido inducir el testimonio de alguna manera.

El encausado negó en todo momento los hechos que se le imputaban, básicamente tocamientos a una de sus sobrinas que en esas fechas era menor de edad. Esos tocamientos pudieron llegar en una ocasión a más, de ahí que en un principio la acusación particular pidiera penas más severas, diez años por ese presunto delito que se remontaría al 2004, aunque por una cuestión legislativa, tuvo que modificar esa petición penal, que quedó rebajada.

El acusado negó haber abusado de la pequeña tanto en el interior del domicilio de éste -donde supuestamente se metió en la cama con ella- como dos años más tarde en una piscina pública donde los dos se bañaban junto a más familia. Dijo que no tenía ningún problema con ella y que "no se explica" que es lo que ha podido pasar para que la menor contara esto. Una vez los padres de la niña supieron lo ocurrido presentaron una denuncia en Comisaría que ha desembocado en este juicio.

Los padres y hermana de la víctima señalaron que desde hace tiempo veían a la menor más retraída. Fue a finales del año pasado cuando la chica contó los hechos que luego denunciaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios