Soria 9, un cuarto de siglo de música cofrade en Jerez

  • El Convento de Capuchinos gozó de un lleno absoluto para escuchar los sones de un concierto que se ha convertido en la cita musical más longeva de la ciudad

Fue ayer cuando tuvo lugar una de las más clásicas citas cofrades de la Cuaresma, el concierto de la banda del Soria 9, que aún conserva esta denominación popular que delata sus orígenes. El concierto cumplió 25 años viniendo a Jerez, una trayectoria lo suficientemente longeva como para que muchos vean a esta cita como algo que va más allá de un simple concierto. El Soria 9 es mucho más que una banda. Es historia cofrade en sí misma por lo que ha hecho por la música de la Semana Santa. Sus directores han marcado estilos en la composición de marchas y pese a los vaivenes de los tiempos, con las sucesivas reordenaciones de las estructuras del Ejército, el Soria 9 sigue ofreciendo los más exquisitos sones cofrades. Con el concierto de ayer se celebró un cuarto de siglo de fidelidad a la ciudad, que no es poco. Otra estampa que se repitió fue el lleno absoluto en Capuchinos que sigue acogiendo este evento a los pies del Cristo de la Defensión, un signo imprescindible que une a la institución militar con la cofradía.

El concierto estuvo dividido en dos partes con una presentación que estuvo a cargo del presidente de la Asociación de Fieles de la Sagrada Mortaja, Manuel Garrido Arcas, y con el complemento de la saeta gracias a la colaboración prestada por la peña flamenca La Buena Gente. Estuvo presidido por Gabriel Juan Martínez-Valera González, coronel jefe del Regimiento de Costa nº 4, con sede en San Fernando. La banda combinó la interpretación de marchas clásicas muy conocidas como Estrella Sublime, Virgen del Valle, Virgen de las Aguas y Virgen de la Paz, con otras menos populares pero de gran calidad y belleza: la Marcha Fúnebre de Beethoven y Jesús Preso. Por supuesto para culminar el concierto, Cristo de la Defensión, y Reina y Señora de la O. Pero es costumbre que el programa oficial concluye y en ese instante se abren los 'postres' que primordialmente se dedican a composiciones militares, un ingrediente clásico en esta cita que ayer llegó a sus bodas de plata con vocación de seguir muchos años más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios