Tarde para hacer el indio

  • Unas 5.000 personas se echaron ayer a la calle para disfrutar de una cabalgata que pone el broche final a los actos del Carnaval jerezano y en la que no faltó la música y el colorido en las carrozas

Comentarios 5

Don Carnal ha perdido la batalla de nuevo y llega Doña Cuaresma. Sí, era inevitable, aunque ayer Don Carnal se marchó de la ciudad con una de las cabalgatas más vistas por los jerezanos. Unas 5.000 personas se echaron ayer por la tarde a la calle, con abrigo puesto porque era algo más fresca de los últimos días, para disfrutar de una fiesta que procura ganar adeptos en la ciudad. Y parece que lo va consiguiendo poco a poco a juzgar por la cantidad de personas que se concentraban en tramos del recorrido como la Alameda Cristina y la calle Larga. Mucha gente, y eso que esta vez no tocaba recoger caramelos, sino lanzar papelillos y serpentinas y lucir un buen disfraz.

Don Carnal se marchó de Jerez con sabor agridulce, porque esta vez sí que tenía más seguidores para plantar cara a su contrincante. Las familias con niños fueron sus principales bastiones. La tarde de ayer sirvió además para dar ejemplo de convivencia porque los vaqueros daban la mano a las indias, las brujas se codeaban con las princesas, los ángeles con los demonios y los piratas eran amigos de los capitanes ingleses. Los superhéroes también tenían su sitio. No faltó ninguno, desde Spiderman hasta El Zorro, pasando por Superman. Todos se dejaron caer por Jerez.

La cabalgata salió a las seis de la tarde del Taller de Fiestas para adentrarse en el corazón del barrio de Santiago. Desde ahí encararon la calle Ancha, Porvera, la Alameda Cristina, Larga y terminar en la Alameda del Banco. Una decena de carrozas fueron las que dieron vida a la comitiva carnavalesca, donde no faltó la carroza al pregonero de esta fiesta, un Ezequiel Benítez que disfrutó en el papel de paladín de Don Carnal. En una tierra del vino no podía faltar el homenaje al dios de la diversión, del desenfreno. Ese es Baco, que también tenía su carroza. Pero tampoco faltó un guiño a personajes como el lagarto Juancho -esta vez no el de la laguna de Torrox-, y una banda de ellos se pasearon por las calles del centro como si nada. Lo mismo pasaba con un tropel de piratas que desembarcaron en el centro sin previo aviso y cantando al Carnaval y al ron sin pudor alguno. Las venenciadoras, de todas las edades, disfrutaron de lo lindo siendo las protagonistas femeninas de esta jornada. Los alumnos del colegio Pío XII ocuparon una de las carrozas de la cabalgata, la patrocinada por Bricopinturas, al ganar el concurso de disfraces infantil.

Sin duda, la música fue una de las grandes protagonistas para animar la tarde. La que abrió la comitiva era la banda de música 'Acordes de Jerez', así como varias charangas y agrupaciones que iban de payaso, de niños de escuela. Entre ellas, destacaba la del Carnaval brasileño.

La delegación de Cultura y Fiestas y la coordinadora Pro Carnaval echaron ayer el resto el punto y final del Carnaval de este año. La cabalgata finalizó a eso de las nueve de la noche en la Alameda del Banco, donde estaban previstas una serie de actuaciones.

Pero esas no fueron las únicas actividades carnavalescas de la jornada de ayer. Por la mañana, distintas agrupaciones jerezanas como 'Me encanta Jerez'; 'Tengo el azúcar por las nubes';' Correr es de cobarde' y 'Los historiadores' estuvieron cantando sus coplas por las calles del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios