Tasaciones de viviendas confirman la arbitrariedad del 'catastrazo'

  • El frente vecinal de la zona norte estudia contratar al abogado que tumbó la ponencia de valores de Xàvia para defender las reclamaciones ante el económico-administrativo

Comentarios 3

Las primeras tasaciones contratadas a profesionales colegiados por las asociaciones de vecinos de la zona norte que han puesto en marcha la campaña de captación de vecinos para recurrir los nuevos valores catastrales por la vía económico-administrativa vienen a confirmar la arbitrariedad en la valoración de los inmuebles revisados en Jerez.

En los casos conocidos hasta ahora, las tasaciones reflejan diferencias de hasta 50.000 euros en favor de los valores de mercado que el Catastro tomó de referencia para ajustar el valor catastral en el término municipal, que debe situarse por ley en el entorno razonable del 50% del precio de venta. Es decir, que los valores tasados en estos días para presentar la reclamación económica-administrativa están muy por debajo del de referencia que sirvió para el cálculo del valor catastral y que, a la larga, tiene gran repercusión en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles, entre otros muchos tributos para los que sirve de base.

Los resultados de las primeras tasaciones -en el primer día de funcionamiento de la oficina habilitada por los vecinos en la sede de la asociación Palos Blancos (calle Antares número 13, zona Hipercor) se inscribieron una veintena de interesados en reclamar por vía administrativa- invitan al optimismo, ya que, según fuentes jurídicas, aumentan considerablemente las posibilidades de que los recursos prosperen.

Ante tan halagüeñas expectativas, los promotores de esta iniciativa se han puesto en contacto con el bufete del abogado Juan Martín Queral, catedrático de Derecho Administrativo en Valencia que logró tumbar la ponencia de valores en la que se basó la revisión catastral del municipio de Jávea (Xàvia) y al que barajan contratar si reúnen suficientes reclamaciones para que no se disparen los costes del proceso.

El objetivo inicial de las asociaciones de vecinos es reunir un mínimo de 500 reclamaciones para que el gasto por propietario de vivienda que presente la reclamación no exceda de 50 euros. El importe incluye la tasación -el precio de una tasación si se contrata a título particular difícilmente baja de 300 euros-, la representación jurídica, el papeleo y su tramitación.

Para los que piensen que se podrán beneficiar sin recurrir si otros vecinos ganan las reclamaciones, las asociaciones impulsoras de la iniciativa recuerdan que el hecho de que un vecino gane el recurso económico-administrativo, y aunque implique un agravio comparativo, no significa que se vayan a corregir los valores de todos los inmuebles similares del mismo bloque o la misma urbanización, ya que la decisión del tribunal únicamente tendrá aplicación sobre el reclamante.

Aunque la campaña de reclamaciones por la vía administrativa está abierta a todos los jerezanos, las asociaciones de la zona norte recuerdan que para atender las solicitudes deben agruparse un número representativo de vecinos de un mismo bloque o urbanización y que solo podrán acogerse a esta posibilidad quienes presentaron el recurso de reposición ante el Catastro antes del 17 de marzo, que marca el límite legal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios