Tranquilidad en todas las empresas que tiene Nueva Rumasa en Jerez

  • El grupo da empleo en la provincia a 400 personas, casi todas relacionadas con el sector bodeguero · Responsables de la empresa se reunieron ayer con los comités de las principales empresas afectadas.

Comentarios 4

La tranquilidad fue la nota predominante el día de ayer en Bodegas Garvey, apenas unas horas después de que Nueva Rumasa solicitara el preconcurso para diez compañías de las que conforman su amplio grupo empresarial. El hecho de que José María Ruiz-Mateos, a sus 80 años, diera los pormenores de la noticia acompañado por buena parte de sus hijos, tuvo un efecto tranquilizador sobre las plantillas de trabajadores que la compañía tiene tanto en Jerez como repartidas por el resto de España donde tiene unos 10.000 empleados. En la actualidad, Nueva Rumasa dispone del trabajo de unas 400 personas en la provincia. Este cupo de activos se reparte principalmente entre las bodegas jerezanas -la mayor parte de ellos en Garvey, Valdivia, Vinícolas Soto y Zoilo Ruiz Mateos-, bodegas sanluqueñas como la Teresa Rivero (antigua Caydsa), los trabajadores de las viñas que surten a estas bodegas, así como la delegación de Dhul en Chiclana y la de Royne.

Fuentes de Nueva Rumasa aseguraron a este medio que la reacción de las plantillas fue eminentemente tranquila, no exenta de cierta preocupación por los hechos, si bien una reunión del grupo empresarial con los representantes de los empleados vino a dejar claro que "el principal problema tiene el mismo origen que la crisis financiera: los bancos han cerrado el grifo tal y como ha sucedido a multitud de empresas españolas. De ahí que se hayan solicitado estos cuatro meses de plazo que permite el preconcurso para hacer frente, con mayor comodidad, a labores de reestructuración". Los principales acreedores de Nueva Rumasa son dos entidades bancarias muy conocidas, como son los casos de Banco Santander y Banesto.

Las referidas fuentes del grupo de empresas destacaron que "Nueva Rumasa garantiza el pago de las nóminas a sus empleados porque la filosofía de Nueva Rumasa siempre ha sido garantizar los sueldos y el bienestar de sus empleados y el de sus familias", así como que "el pago de lo que se debe está garantizado pues el patrimonio de la compañía es muy, pero que muy superior a lo que se adeuda".

Desde el seno de la compañía, los compromisos se hicieron extensibles al sector que, lógicamente, más nervioso se mostró a lo largo del día de ayer: los inversores. Se volvió a destacar que todas aquellas personas que han invertido en la compañía pueden estar tranquilas por la razón esgrimida con anterioridad: "El patrimonio de Nueva Rumasa es muy superior a lo que se adeuda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios