Jerez

'Triunfo', la historia de un cóctel ganador

  • El bartender albaceteño Eduardo Martínez gana con su cóctel 'Triunfo' el II Tío Pepe Challenge España celebrado ayer en Jerez

Detrás de cada cóctel hay una historia, una historia de esfuerzo, de superación..., pero también una historia inspirada por el vino de Jerez. 'Triunfo', el cóctel de autor de Eduardo Martínez (Destil-Art, Albacete), que ayer se proclamó ganador de la final española del Tío Pepe Challenge, cuenta la historia de las familias que transmiten las tradiciones de generación en generación para salir airosas. Una historia que comparten las familias manchegas dedicadas al azafrán, ingrediente con el que este albaceteño de apenas 23 años rinde homenaje a su lugar de origen, y las familias bodegueras jerezanas como la de González Byass, organizadora del certamen.

El ganador, que representará a España en la gran final internacional a disputar el 9 de mayo, encontró la inspiración en la miel de azafrán y el oloroso 'Alfonso', que combinó con vermut La Copa, brandy Lepanto y un bíter (Aperol) infusionado con flores para presentar un cóctel maridado con un queso manchego de media curación -el mejor queso del mundo en 2012- y tostaditas de pan con el logotipo del concurso y el nombre de su propuesta serigrafiados.

Tras su proclamación, Martínez confesó que no se esperaba ganar el concurso por el gran nivel de los otros nueve finalistas. "Cualquiera merecía ser el ganador", dijo el benjamín de la competición, quien desde el convencimiento de que "el sherry ha vuelto" se ha propuesto transmitir el mensaje, sobre todo a los jóvenes, de que "hay que tomar estos vinos tan diferentes, solos o combinados, y que tienen una relación calidad-precio increíble".

El argentino afincado en Madrid Walter Schidlowski, con 'Nonna Adela', y el talaverano Domingo Martín, con 'Asoleo' ocuparon el segundo y tercer puesto de la final según el fallo del jurado del Tío Pepe Challenge, formado por Pablo Melián, uno de los creadores del portal especializado en coctelería Brandtenders; Eduardo Barrios, de Wine & Cocktail Masters y ganador del I Tío Pepe Challenge España; Victoria González-Gordon, International Marketing Manager de González Byass; Silvia Flores, Assistant Winemaker de la bodega; Luis Trillo, Master Distiller de la firma jerezana; y Boris Ivan, International Brand Ambassador de la casa del Tío Pepe.

La propuesta de Schidlowski tira de recuerdos de su infancia, de la tarta de manzana que hacía su abuela Adela, todo dulzura, que da nombre a este cóctel "de postre", en el que el Palo Cortado Leonor representa el carácter rebelde e independiente de su abuelo. Martín, por su parte, halla la inspiración en la exposición al sol de la uva Pedro Ximénez, aunque en su cóctel se inclina por el fino Tío Pepe.

Más de un centenar de bartenders se presentaron al concurso, cuyos diez finalistas fueron seleccionados por sus propuestas de cóctel y tras superar la prueba inicial en la que debían demostrar sus conocimientos del vino de Jerez. En la final celebrada ayer en González Byass, los concursantes se enfrentaron a tres pruebas: la recreación del clásico 'Sherry Clobber' -predecesor del 'rebujito'; la elaboración de un cóctel propio teniendo como base los vinos de Jerez y espirituosos de González Byass; y el servicio de una copa de Tío Pepe con la venencia.

El Tío Pepe Challenge es una invitación a explorar la diversidad y el potencial de los vinos de Jerez en la elaboración de cócteles únicos, creativos y rompedores. No en vano, el jerez fue parte fundamental en el inicio de la coctelería en el siglo XIX, importancia que, según Silvia Flores, miembro del jurado, reivindica González Byass con este certamen, con el que se persigue rescatar aquellas recetas clásicas en las que el jerez tenía presencia, pero dándoles un giro innovador.

Esa vuelta de tuerca se aprecia en 'Triunfo', en 'Nonna Adela', en 'Asoleo' y en el resto de propuestas presentes, cócteles que cuentan historias como la del 'Beso de Mujer', reivindicación igualitaria defendida por Valentina Vandici (Transilvania), bartender llegada de Barcelona y única representante femenina en la final, que se inspiró en la prohibición de beber alcohol que regía para las mujeres en la antigua Roma, en un anuncio de Tio Pepe del año 1966 y en otro del centenario de la bodega de 1935 protagonizados por la mujer y por el beso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios