sanidad

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del hospital atenderá a 200 pacientes cada año

  • Esta nueva unidad se pondrá en marcha la semana que viene con varios objetivos, entre ellos, la de mejorar la calidad de vida de los enfermos con patologías cardiovasculares

el delegado territorial de, Salud, Manuel Herrera, junto al personal ssanitario el delegado territorial de, Salud, Manuel Herrera, junto al personal ssanitario

el delegado territorial de, Salud, Manuel Herrera, junto al personal ssanitario

El Área de Gestión Sanitaria Norte de Cádiz, que integra el Hospital de Jerez y los Distritos de Atención Primaria Jerez-Costa Noroeste y Sierra de Cádiz, pondrá en marcha la próxima semana una Unidad de Prevención y Rehabilitación Cardíaca, que permitirá mejorar la calidad de vida de los enfermos con patologías cardiovasculares. Entre 150 y 200 pacientes serán atendidos cada año en esta nueva unidad y que hoy ha visitado el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Manuel Herrera. La rehabilitación cardíaca es una actividad multidisciplinar que persigue, entre otros fines, que el paciente que sufra un infarto de miocardio pueda recuperar lo antes posible su estado previo para poder llevar una actividad diaria normal y reincorporarse a su puesto de trabajo. La evidencia científica avala la utilidad de este tipo de asistencia sanitaria para disminuir el índice de mortalidad de estas personas.

Asimismo, la prevención secundaria realizada a través de los programas de rehabilitación cardíaca es la intervención multidisciplinaria y multifactorial con la mejor evidencia científica de que contribuye al descenso de morbilidad y mortalidad en la cardiopatía isquémica, sobre todo después de un infarto de miocardio, pero también en otros procesos.

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del hospital de Jerez, en la que la Junta de Andalucía ha invertido alrededor de 80.000 euros, cuenta con un programa de atención multidisciplinar que comprende una valoración cardiológica previa, en la que evalúa el riesgo del paciente, así como el desarrollo de un plan de rehabilitación individualizado. Dicho plan incluye, entre otros elementos, un programa de ejercicio físico y la educación del paciente orientada hacia el control de los diversos factores de riesgo vascular, como son el tabaquismo, obesidad, hábitos dietéticos, hábitos de actividad física o el control del estrés.

La Unidad de Prevención y Rehabilitación Cardíaca del Hospital está compuesta por un cardiólogo (como coordinador), un médico rehabilitador, enfermera y fisioterapeuta, a los que hay que sumar la colaboración de profesionales de otras unidades del centro, como Urología, Psiquiatría, Psicología, Nutrición, Trabajo Social o Endocrinología. Todos ellos atienden 8 puestos (6 bicicletas y 2 cintas ergométricas). Asimismo se dispone de una consulta con ecocardiógrafo y ergómetro, lo que permite tratar a los pacientes en acto único.

Plan Integral de Atención a las Cardiopatías

Las unidades de Rehabilitación Cardiaca se incluyen en el Plan Integral de Atención a las Cardiopatías de la Consejería de Salud con el objetivo de conseguir la plena reinserción sociolaboral de todas aquellas personas que hayan sufrido un ataque de corazón, así como evitar sus recaídas.

Así, estas unidades tienen como objetivo principal la integración de las personas con cardiopatías para que puedan retornar a una vida activa, productiva y satisfactoria, al tiempo que se disminuye el riesgo de nuevos eventos cardiovasculares. La rehabilitación de estos pacientes para favorecer su integración a su día a día se consigue mediante la estimulación de un estilo de vida más saludable, la optimización de la terapia de medicamentos y su incorporación armónica al ambiente familiar y sociolaboral.

La actividad física se ha considerado clásicamente como una herramienta fundamental de los programas de rehabilitación cardiaca, pero el objetivo principal de estas unidades es, sobre todo, el control de los factores de riesgo como la dislipemia, la diabetes, la hipertensión arterial y tabaquismo, así como la obesidad y el estrés. Hemodinámica

Además de a la Unidad de Rehabilitación Cardíaca, el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales también ha visitado hoy la segunda sala de Hemodinámica de Jerez, que se puso en marcha el pasado mes de noviembre y que ha permitido incrementar la capacidad de respuesta para las patologías cardíacas urgentes y programadas.

El cateterismo cardiaco es un procedimiento dirigido fundamentalmente a la evaluación del estado de las arterias coronarias y también permite intervenciones a través de punciones de vasos arteriales o venosos. En muchas ocasiones evita intervenciones de cirugía cardiovascular o a corazón abierto y resulta muy ventajoso para el paciente porque se reducen las posibles complicaciones, se agiliza su recuperación y puede volver antes a casa incluye la mayor calidad de imagen y la mejor gestión de dosis que actualmente existe en el mercado, así como una gran facilidad de posicionamiento.

Desde su apertura, en esta segunda sala se han realizado un total de 1.477 procedimientos, entre cateterismos e implantación de dispositivos, de los cuales 509 fueron angioplastias. En esta segunda sala, en concreto, han sido 605 procedimientos en total, 170 de ellos angioplastias.

Código Infarto

Este segunda sala de Hemodinámica viene a reforzar la aplicación en el Hospital de Jerez del ‘Codigo Infarto’, un sistema de alerta que desde 2013 desarrolla el centro entre los equipos de emergencias sanitarias 061 y los servicios de hemodinámica de los hospitales que agiliza el tratamiento de angioplastia primaria a los pacientes con infarto agudo de miocardio. Esta es una patología tiempo dependiente, por lo que su pronóstico final se beneficia si en el menor tiempo posible desde el inicio de los síntomas, se aplica el tratamiento más adecuado.

El objetivo de este Código es acortar los tiempos de asistencia a la ciudadanía que padece esta grave dolencia, mediante un trabajo coordinado y en equipo de los dispositivos de Emergencia, Críticos-Urgencias y Cardiología, evitando duplicidad de acciones y retrasos innecesarios. Todo ello basado en protocolos científicos actualizados que indican que la desobstrucción precoz de la arteria lesionada ha demostrado ser la mejor opción terapéutica en el infarto agudo de miocardio, y que conlleva mayor supervivencia y reducción de complicaciones a corto y largo plazo.

Para ello, el Hospital de Jerez cuenta con guardias de Hemodinámica de 24 horas y realiza técnicas tales como la fibrinolisis y la angioplastia primaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios