Su abogado: "A mí siempre me dijo que era inocente"

El abogado Miguel Fernández-Melero defendió a Rafael Ricardi, el portuense que cumple condena por una de las violaciones  cometidas, según cree la Policía, por otras dos personas. Fernández-Melero, en contra de lo que hasta ahora se había dicho,  aseguró ayer a este diario que Ricardi nunca le confesó que fuera culpable. "A mí siempre me dijo que era inocente. Y por eso peleé hasta el final". No obstante, su labor de defensa, que le fue asignada en turno de oficio, terminó "una vez que anuncié el recurso en casación ante el Tribunal Supremo". El letrado incluso desconocía qué ocurrió con el recurso, que el Supremo no admitió, ya que lo habitual en estos casos es que a los presos se les asignen otros abogados de oficio para recurrir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios