fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

El acusado por el crimen del botellón "se confesó a la Policía"

  • Alfredo Velloso, que asiste a la familia de la víctima, considera que hay pruebas "suficientes y contundentes" para sostener una acusación contra los dos encartados

La ronda de declaraciones ante el juez por parte de una treintena de testigos ha arrojado cierta luz sobre los acontecimientos que costaron la vida a un joven de 17 años el pasado 21 de julio en el botellón del parque González Hontoria.

Alfredo Velloso, abogado que defiende los intereses de la familia, considera totalmente probado que Jaime D., de 18 años, fue el autor material de la muerte. El abogado considera que hay testimonios suficientes para considerarlo así ya que en la instrucción de los hechos figura una confesión del detenido a los dos policías que le custodiaron mientras era atendido de las heridas que se causó en las manos durante la mortal pelea. Alfredo Velloso destaca que los agentes así lo firmaron en la declaración que prestaron en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. En la misma señalan que el joven, "que ya había sido detenido y al que se habían leído los derechos, reconoció a los policías "que no aguantaba más y que tenía que contar que había sido él quien le dio las puñaladas al otro joven". Fue en ese momento, además, cuando reconoció "que un amigo suyo de nombre Fernando le había pasado la navaja". Esta declaración motivó la detención de este segundo joven, que al igual que Jaime permanece ingresado en prisión.

Para la acusación particular esta prueba es concluyente. Tanto es así que "ni se ha considerado necesario que los agentes vayan a declarar al Juzgado pues el testimonio es claro y contundente".

Otra de las bases sobre las que Alfredo Velloso articula su acusación contra estos dos jóvenes radica en el comentario que Jaime, el presunto homicida, realizó a una joven que le acompañaba mientras huía por el parque González Hontoria tras haber apuñalado al menor de 17 años. Según consta en las diligencias mientras andaba le dijo "la he cagado, la he cagado", en clara relación a los terribles hechos acontecidos en la explanada del botellódromo.

Agentes de la Policía Local destacaron igualmente que en un primer instante se cruzaron con el presunto homicida y que repararon en él cuando un grupo de jóvenes les alertaron de que "había sido él". En ese momento los agentes comenzaron a seguirle no consiguiendo que se detuviera a pesar de que llamaron su atención "en varias ocasiones".

En su confesión a los agentes, el principal encartado por la muerte del menor reconoció incluso que se sacó la navaja del bolsillo trasero antes de repeler el ataque que, según los testimonios, empezó la víctima.

Por otra parte, es también reseñable la gravedad del ataque, tanto por su letal resultado "como porque se contabilizaron hasta cuatro heridas de arma blanca en el cuerpo del fallecido", señaló Alfredo Velloso.

En estos momentos, el proceso queda a expensas de que en el transcurso de una vistilla que se celebrará próximamente alguna de las partes pida nuevas pruebas para unirlas a la instrucción del caso. Acto seguido se procederá a la elección de los once miembros del jurado (nueve titulares y dos suplentes) y se procederá a la celebración del juicio.

Tal y como ya informara este medio, la instrucción lleva un ritmo realmente rápido, lo que permitirá que antes de que acabe el primer trimestre del año próximo los hechos sean juzgados.

Por su parte, la defensa sigue solicitando la puesta en libertad de su defendido al considerar que no hay pruebas fehacientes que confirmen que fue él quien apuñaló al menor, algo que ningún testigo acertó a ver.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios