Los afectados de Residencial Nereida protestarán por los retrasos de las obras

  • Las 175 VPO llevan paralizadas casi dos meses por la suspensión de pagos de Jale

Comentarios 2

Algunos tienen su boda a la vuelta de la esquina, otros esperan con ansias poder vivir por fin en un piso con ascensor y hay quienes cuentan los días para acceder a su primera vivienda. Son algunas de las muchas circunstancias que rodean a los cerca de doscientos propietarios que la noche del viernes se reunieron junto a los que serán sus pisos en Puertas del Sur. Los afectados por los retrasos en el Residencial Nereida llevan casi dos meses esperando tener noticias fiables de qué pasará finalmente con estas obras, paralizadas desde que la constructora Jale anunció suspensión de. "Los nervios están muy crispados y estamos especialmente indignados con Antonio Fernández Ortega, el delegado de Vivienda, porque queremos que nos informe y por eso hemos hecho esta reunión", explica el portavoz de los vecinos. De hecho, reconoce que desde el gobierno municipal se les ha enviado una escueta carta en la que se explica que estos retrasos "no supondrán ningún coste adicional para los propietarios". El problema, tal como se dejó claro en el encuentro organizado por los propios afectados, es que no todos han recibido esta misiva. "Lo primero que hicimos es explicarle la carta a los que no la habían recibido y comentarles cómo es el proceso que queda por delante: cuando Jale rescinda el contrato, Emuvijesa como promotora tendrá que contratar otra empresa y, posteriormente, a las subcontratas, así que calculamos que hasta casi enero del año que viene no tendremos nuestros pisos", explican.

Ante este panorama, los 175 propietarios están organizando ya una manifestación que celebrarán dentro de dos semanas en algún punto estratégico de la ciudad. "Hay gente que ha vendido su piso y ahora está pagando un alquiler, muchos son atrapados sociales y todos seguimos esperando, porque la triste realidad es que parece que no podemos hacer nada, pero si dejamos de pagar la letra nos quedamos sin piso", comentan. Al tiempo que añaden que "Emuvijesa debía saber hace tiempo lo que iba a pasar porque los técnicos visitaban la obra todas las semanas y yo mismo, que iba cada fin de semana, había visto en el último tiempo que todo iba más lento". El temor de los vecinos, además, es que existen muchos rumores "y nadie nos quiere informar a todos los afectados juntos. Tan sólo nos dicen algo según vamos yendo a Emuvijesa, pero a cada uno nos explican una cosa distinta". Según los afectados, aún está pendiente de ejecutar un 15% de la obra y "puede que precisamente por estos motivos no sea 'atractiva' para ninguna constructora. Incluso, nos han dicho que están barajando que una misma empresa termine ésta y las de Torrecera, que también estaba ejecutando Jale, porque en esa queda la mitad por hacer aún". A la espera de novedades y mientras preparan la protestas, los afectados harán llegar sus firmas a Emuvijesa y "exigiremos una visita a los pisos para que se detalle qué falta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios