La alargada sombra del segundo puente de la Bahía

  • Las obras del tercer acceso a Cádiz sigue 'hipotecando' a una provncia que se queda otro año sin las nuevas autovías

La sombra del segundo puente sobre la Bahía es demasiado alargada. Y la de la Línea de Alta Velocidad entre Cádiz y Sevilla no se queda atrás. Tan importantes fueron ambas obras de infraestructura y tanto dinero costaron -y aún siguen costando- a las arcas estatales, que la provincia de Cádiz parece estar condenada a sufrir durante varios años una hipoteca que impide agilizar otras obras que son también muy necesarias para el conjunto del territorio gaditano.

Que el segundo puente iba a frenar el desarrollo de las infraestructuras pendientes era algo que ya se empezó a atisbar a finales de 2015, cuando se aprobaron los últimos Presupuestos Generales del Estado (PGE). Y esa posibilidad quedó ayer confirmada al cien por cien en la presentación del borrador de las previsiones económicas que el Gobierno de Rajoy ha planteado para el año en curso y que, por primera vez en muchas décadas, han sido expuestas sin que se sepa a ciencia cierta si terminarán contando con el respaldo del Congreso de los Diputados.

Apenas se consigna algo más de un millón de euros para el nudo de Tres Caminos

En estas previsiones se incluyen muy pocas obras nuevas en el conjunto de la provincia gaditana. Y es que este año 2017 tampoco será el del impulso definitivo a esas autovías que esta provincia viene reclamando desde hace décadas y que un ejercicio tras otro se quedan en el limbo. Además de la A-4 entre Jerez y Dos Hermanas -que no prevé inversión alguna en suelo gaditano mientras que sí se seguirá ejecutando por la parte sevillana- o de la culminación de la A-48 entre Vejer y Algeciras, una obra en la que se invertirá apenas 1,3 millones de euros para culminar los trámites previos al inicio de los trabajos de duplicación en el tramo que une la localidad algecireña con Tarifa.

Tampoco en los próximos meses verá la luz el nuevo nudo de Tres Caminos, para el que se reserva apenas 1,2 millones de euros que es, incluso, una cifra menor a la que se invirtió el año pasado. De esta manera, al cruce de carreteras entre los términos municipales de Chiclana y Puerto Real le quedan por delante varios veranos de retenciones ya que ni siquiera se sabe aún cómo será este proyecto de reforma que se demanda desde hace décadas.

De esta manera, las inversiones puras del Ministerio de Fomento se circunscriben casi en exclusiva a la mejora de la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla. Esta actuación se lleva de los Presupuestos una partida de 20 millones de euros que, pese a ser evidentemente elevada, se queda a años luz del importe que sería necesario para que esta obra se desarrollara a la misma velocidad que otros tramos del futuro corredor ferroviario del Mediterráneo. Así, el puerto de Algeciras, considerado el mas importante del sur de Europa en tráfico de mercancías, seguirá varios años aún sufriendo un tapón lamentable por vía ferroviaria.

Las previsiones de Fomento para este año prevén el pago de 4,3 millones de euros que servirán para liquidar al fin la obra del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz, una actuación que finalmente tendrá un coste de 484 millones, esto es, 27 menos que lo que se barajaba a finales de 2015.

Y otras actuaciones como los nuevos accesos al polígono industrial de Fadricas en San Fernando o al puerto de Algeciras contarán con partidas mínimas de entre uno y dos millones de euros que servirán para muy poco en este ejercicio en curso.

En un contexto en el que estos Presupuestos del Estado reducen considerablemente su inversión en la provincia de Cádiz -en consonancia con el conjunto de Andalucía- la palma inversora se la llevan organismos autónomos que cuentan con métodos propios de financiación. Así, Puertos del Estado prevé invertir cerca de 62 millones de euros en el puerto de la Bahía de Algeciras y 22,1 millones más en el puerto de la Bahía de Cádiz. En las instalaciones portuarias algecireñas destacan los 13,5 millones que se reservan a la ampliación del puerto de Isla Verde Exterior y 5,5 millones más para el muelle Galera de tráfico de pasajeros. Y en la Bahía gaditana la partida más importante, de 12,7 millones de euros, es para la obra de la nueva terminal de contenedores, una actuación que se espera culminar en 2018 y que tendrá una inversión global de casi 127 millones de euros.

En lo referente al puerto de la Bahía de Cádiz cabe resaltar que la partida que Adif reserva para la construcción del acceso ferroviario al Bajo de la Cabezuela, en Puerto Real, se limita a unos ridículos 93.000 euros.

Como suele suceder casi todos los años, el Consorcio de la Zona Franca de Cádiz aparece en estos PGE con un presupuesto nada desdeñable de 54 millones de euros, de los que 34 millones irán destinados a su expansión por otros puntos de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios