Los autobuses urbanos inician la huelga a pocas horas de la Feria

  • Los trabajadores de Cojetusa aprueban por unaminidad mantener la convocatoria pese a la mediación del Ayuntamiento y rechazan el ofrecimiento de la Junta si se retractaban

Comentarios 87

La alcaldesa, Pilar Sánchez, se declaró "optimista" durante su visita ayer por la mañana al González Hontoria para pasar revista a los últimos preparativos de cara a la inauguración hoy de la Feria, a la que confiaba que miles de jerezanos pudieran desplazarse en los autobuses urbanos. Pero se equivocó.

El Ayuntamiento esperó hasta última hora de la tarde para mediar en el conflicto en un intento a la desesperada por evitar la huelga de autobuses para la Feria, convocatoria que los trabajadores de la concesionaria del transporte urbano (Cojetusa) ratificaron por unanimidad en la asamblea celebrada a última hora de la noche y por la que no habrá servicio especial de autobuses en Feria.

Los servicios mínimos empezaron a ejecutarse a partir de medianoche, según explicó el comité de empresa, que agradeció el "gesto" del Ayuntamiento, aunque puntualizó que "su mediación llega un poco tarde" porque "la convocatoria se aprobó el 4 de abril y, ha esperado hasta hoy -ayer para el lector- cuando ya no había tiempo".

Trabajadores y empresa también dejaron pasar ayer las horas sin mantener contacto alguno hasta que el Ayuntamiento, a través del delegado de Recursos, Juan Manuel García Bermúdez, sentó a las partes a negociar pasadas las ocho de la tarde para buscar un solución 'in extremis'.

Al filo de la medianoche, el propio Bermúdez informó a la alcaldesa de la falta de acuerdo entre las partes, que si bien flexibilizaron sus posturas, no lo suficiente como para pasar página a una huelga que el Gobierno municipal entiende que "no es justa, sobre todo porque principalmente afecta a las personas que no tienen medios de locomoción propio y que se van a ver privados de la posibilidad de disfrutar de la Feria".

Tras el intento fallido, el delegado municipal de Recursos hizo un llamamiento a la responsabilidad de los trabajadores, a los que trasladó el ofrecimiento del consejero de Empleo, Antonio Fernández, a mediar en el conflicto, siempre que se retracten de la convocatoria de huelga, una vez pasada la Feria, compromiso que el dirigente socialista de la Junta comunicó a última hora de la tarde a la alcaldesa.

Los trabajadores, en la asamblea posterior, también rechazaron el ofrecimiento de la Junta al entender que "la huelga de los autobuses urbanos tiene fuerza en Feria, no después", por lo que prefirieron no renunciar a la que consideran su principal baza en la negociación del convenio colectivo.

Bermúdez lamentó la "cerrazón" de las partes, a las que "únicamente separa ya una diferencia que se cuantifica en 2,5 puntos porcentuales sobre la masa salarial" y justificó su mediación en la "obligación" del gobierno local de velar por los ciudadanos. "Aunque respetamos el derecho a la huelga de los trabajadores, es una lástima que intenten deslucir la feria, algo que no van a conseguir", apostilló Bermúdez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios