Las autoescuelas cifran en 80 millones las pérdidas por la huelga de examinadores

  • La Confederación Nacional, reunida en la ciudad, exige al Gobierno un nuevo modelo de gestión

Rueda de prensa ayer en el hotel Sherry Park de la Confederación Nacional de Autoescuelas. Rueda de prensa ayer en el hotel Sherry Park de la Confederación Nacional de Autoescuelas.

Rueda de prensa ayer en el hotel Sherry Park de la Confederación Nacional de Autoescuelas. / Miguel ángel gonzález

"En la ruina. Una situación insostenible". La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), que está reunida este fin de semana en Jerez, mostró ayer su "preocupación" ante la huelga de examinadores que se está desarrollando en todo el país desde el pasado mes de junio. El presidente de CNAE, José Miguel Báez, apuntó que "a día de hoy, más de 200.000 personas no se han podido examinar en nuestro país y han perdido más de un millón de horas en trasladarse a los centros de examen. Hace 15 días estábamos en unos 80 millones de euros de pérdidas". Desde la CNAE proponen que, "si el Estado no puede solucionar esta situación porque a la Dirección General de Tráfico (DGT) no le dan los presupuestos necesarios para ampliar la plantilla y resolver los problemas, que se mire a otros países como Portugal y Alemania donde participan empresas privadas, que conviven perfectamente con las públicas". Otra de las posibles soluciones aportadas por el presidente de las autoescuelas fue que se "transfiera a las comunidades autónomas" esa gestión.

El presidente de la Confederación de Autoescuelas afirmó que "la plantilla de examinadores de la DGT está muy mermada" y recordó que el propio ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, "reconoció en sede parlamentaria que faltaban 176 examinadores". En ese sentido, señaló que "cuando vengan 120 nuevos examinadores en enero, se habrán jubilados otros 50, por lo que el déficit seguirá existiendo". Báez subrayó que es el Gobierno "quien debe resolver esta situación, no nosotros. Lo que no se puede es seguir arruinando a un sector del que dependen más de 30.000 personas en puestos directos. Se han dejado de expedir unos 100.000 permisos en lo que llevamos de año. Una parte de estas personas se hubieran comprado un vehículo y muchas de ellas se sacaban el carnet para trabajar, no para llevarlo en el bolsillo".

"Las escuelas, microempresas que vivimos de la formación de conductores, de alguna manera nos estamos quedando en la ruina por no poder realizar nuestro trabajo", añadió, y destacó que con una capacidad de formación de 17.000 profesores, "no pueden examinar a en torno a 3.000 personas los días de huelga (de lunes a miércoles), lo que significa que la capacidad queda mermada en algunas provincias hasta en más de un 70%, en otras no porque el seguimiento es desigual". Báez alerta de que si la situación continúa, "habrá más cierres de autoescuelas de las que ya hay, así como despidos de profesores".

El presidente de las autoescuelas en Andalucía, José Blas Valero, apuntó que en la región "la situación es similar al resto de España", y detalló que en Almería, Málaga y Sevilla el seguimiento de la huelga es casi del 100%; en Cádiz, Granada, Jaén y Huelva "son unas privilegiadas con un 30%", y subrayó que las pérdidas "son una locura económica", y recordó que en Málaga ya han cerrado 12 autoescuelas, 1 en Granada y 4 en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios