Un biochip permite conocer el riesgo de sufrir enfermedades

  • La Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad presenta en Jerez una nueva técnica destinada a adoptar medidas que permitan prevenirlas

La Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (Semal) presentó ayer en Jerez los biochips de ADN, que permiten conocer las posibilidades que una persona tiene de padecer diversas enfermedades, como varios tipos de cáncer, patologías del aparato cardiocirculatorio, un ictus, osteoporosis o incluso la posibilidad de sufrir muerte súbita o cómo metaboliza los fármacos más importantes con el fin de evitar toxicidades. Según dijo el presidente de la Semal, José Márquez, esta nueva herramienta, más extendida ya por otros países, ha llegado a España apenas hace cuatro meses y en este tiempo unas 600 personas se han sometido al test genético, una prueba que, de momento, sólo es asumida por la sanidad privada y cuyo coste para el usuario es de 950 euros.

El biochip consiste en material biológico (saliva o sangre) que se toma en un recipiente específico y es enviado al laboratorio, de forma que en quince días la persona cuenta ya con los resultados de su perfil genético, todo ello con el objetivo no sólo de predecir el riesgo de padecer determinadas enfermedades, sino sobre todo, de que se puedan adoptar medidas para prevenirlas desde temprana edad.

Márquez explicó, en este sentido, que entre el 25 y el 30% de nuestra longevidad está condicionada por nuestra genética y el otro 70% por el estilo de vida. "Es muy importante saber que con este 70% de control de los hábitos de vida vamos a poder modificar toda la parte negativa que nosotros tenemos en nuestra genética".

Semal está llevando a cabo durante estos meses la presentación y difusión de los biochips intentando llegar al mayor número posible de médicos. La Sociedad de Medicina Antienvejecimiento agrupa a más de 200 médicos de todo el país y se creo en el año 2000. Actualmente está federada con las sociedades europeas que existen en este campo. Márquez defendió las bondades de este tipo de medicina "porque se basa en la promoción de la salud y la prevención. Es una medicina para mejorar la calidad de vida".

El presidente de Semal enumeró los seis principios en los que se basa la medicina antienvejecimiento empezando por el seguimiento de una dieta adecuada, basada mucho en la dieta mediterránea, además del ejercicio físico moderado. Según Márquez, éste consistiría para una persona mayor en caminar 30 minutos al día y en el caso de personas más jóvenes, desarrollar cualquier otro tipo de actividad física pero sin excesos. Alertó, en este sentido, que el ejercicio físico desmesurado "si no somos deportistas de elite no sólo no es bueno, sino que es perjudicial, porque le estamos pidiendo al cuerpo un sobre esfuerzo para el que no está preparado". El control del estrés, la administración de suplementos nutricionales y el control hormonal en determinadas etapas de la vida son otras de las reglas de oro de la medicina antienvejecimiento. La última pata sería el cuidado externo del cuerpo. "Es la parte que ocupa la cirugía estética y plástica, pero desde luego, hay que decir que cualquier tratamiento de cirugía estética va a obtener mejores beneficios con los tratamientos antienvejecimiento", apuntó Márquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios