La borrasca aporta más de 24 litros y no provoca incidentes

  • Un herido leve al salirse y volcar un 'trailer' cerca de Los Albarizones (A-2004)

Comentarios 1

La borrasca de ayer, que se prolongará hasta al próximo viernes, según las últimas predicciones meteorológicas, no provocó incidentes graves en la Campiña jerezana al cierre de esta edición, salvo un accidente de circulación leve, pero sí dejó 24,4 litros por metro cuadrado entre las 00:00 y 20.00 horas, indicó el servicio meteorológico del aeropuerto, habitual referencia en la zona. Litros beneficiosos, como señalaron fuentes de organizaciones agrarias, ya que el agua cayó mansamente. Sin embargo, los posibles efectos sobre los embalses de esta borrasca no se conocerán hasta dentro de unos días a medida de que prosiga este frente nuboso.

La 'alerta naranja' decretada por la Agencia Estatal de Meteorología y Protección Civil se prolongará hasta las 00:00 horas de mañana, indicó el sistema unificado de emergencias 112 ante la previsión de que prosigan las intensas precipitaciones, que podrían ser de hasta 30 litros por metro cuadrado, aunque en Andalucía fueron ayer muy dispersas, e incluso superiores, y fuertes rachas de viento, agregó el mismo organismo. Pero ayer el único incidente, que generó cierta alarma, fue el vuelco de un camión tipo 'trailer' en una de las glorietas de la A-2004 (cercanías de la barriada de Los Albarizones) sobre las 8:45 horas, indicó la Guardia Civil. El ocupante del vehículo sufrió lesiones leves y fue trasladado a un centro sanitario.

Tráfico agregó que accidentes similares se habían registrado en otros puntos de la zona, motivados la lluvia, que se saldaron con consecuencias leves. En el casco urbano las lluvias ralentizaron la circulación en algunos puntos, como Madre de Dios o la avenida Europa, durante las horas punta, ante el mayor uso del coche privado.

A pesar de la 'alerta naranja', los bomberos, curiosamente, sólo recibieron cuatro llamadas procedentes del casco urbano de Jerez durante la jornada. Las incidencias se registraron en la calle Consistorio, en los alrededores del Hotel NH y en la calle Pino, donde los bomberos serraron o talaron ramas de árboles que amenazaban con caerse sobre la vía pública, y acudieron también a la calle Siervas de María, para sanear una fachada afectada por las lluvias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios