Las zonas de botellón registran los efectos de la huelga de basura

  • El primer día de paros en Urbaser sólo afecta a la limpieza viaria · Los trabajadores avisan de que "Jerez será un caos en pocos días" y piden al Consistorio que "menos bandos y más llamadas a la empresa"

Comentarios 61

No habían pasado ni 24 horas del inicio de la huelga de Urbaser, y las zonas de botellón y parques ya presentaban los primeros efectos por los paros de la recogida de basura y limpieza viaria. La plantilla de la concesionaria inició ayer la huelga indefinida para evitar el despido de 125 trabajadores a través de un Expediente de Regulación de Empleo, y la ciudad, en menos de un día, ya ha dado un paso atrás en materia de limpieza.

Las primeras inspecciones que realizaron los técnicos municipales pusieron de manifiesto que en la recogida de basura no se había detectado incidencia alguna, mientras que en la limpieza viaria las zonas de botellón se encontraban con "presencia de suciedad". Hay que remarcar que el último turno de limpieza terminó el pasado jueves a las ocho de la tarde y, al contarse con servicios mínimos en días alternos, no se pondrá en marcha hasta hoy a las seis una nueva limpieza. Desde Medio Ambiente señalaron que las zonas que han presentado mayor suciedad han sido las utilizadas para el botellón, como la explanada de la Feria, parque del Cuco, parque Scout, calle Oro (en las cercanías de una discoteca) y plaza del Mercado. También se registraron presencia de residuos en la avenida de la Feria, plaza Luis Paredes y su aparcamiento, así como en la trasera del mercado de la Plata, avenida Blas Infante, Federico Mayo y San Telmo.

En cuanto a la recogida de basura, el Ayuntamiento confirmó que en la primera jornada de huelga se cumplieron los servicios mínimos, comenzando los mismos a las seis de la madrugada y finalizando a las 13 horas. Los tres camiones -los únicos que marca la Junta para la huelga e "insuficientes" para el Ayuntamiento- se han dedicado a retirar los residuos de los compactadores existentes en el hospital, el hospital San Juan de Dios, Merca y mercado central. También se recogió en los alrededores de centros de salud, ambulatorios y mercados pequeños.

Por su parte, los trabajadores de Urbaser mantienen una concentración las 24 horas del día a las puertas de la empresa. Dijeron sentirse "con fuerzas y más unidos que nunca" ante esta protesta que anuncian será larga. Decepcionados por la actuación municipal, el presidente del comité, Juan Manuel Cazalla, declaró que "ahora sólo estamos esperando. La pelota ya no está en nuestro tejado, sino en el del Ayuntamiento y Urbaser. Es una lástima que hasta el lunes no podamos anunciar nada". El representante de la plantilla hizo así referencia al encuentro que mantendrá con la empresa y en el que se presentará oficialmente la documentación del ERE. "Esto va para largo, Jerez será un caos en pocos días", apostilló Cazalla, quien adelantó que será entre hoy y mañana cuando los efectos de la huelga se hagan más presentes en la ciudad. "El domingo ya no entrará una bolsa de basura en el contenedor. Vamos avisando. Y cada día irá a peor, así que repetimos una vez más que los trabajadores estamos dispuestos a negociar, pero no con 125 despidos en la mesa", declaró el representante del colectivo.

Desde el gobierno local, la delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado destacó que el Ayuntamiento ha publicado un bando municipal, que ya adelantó ayer Diario de Jerez, donde se solicita la colaboración de la ciudadanía y se incluyen las medidas especiales a seguir durante los días de conflicto. Este documento informa, entre otros puntos, que durante la huelga se prohíbe depositar trastos y enseres domésticos en la vía pública, recordando que existe un Punto Limpio en el Portal. Igualmente se solicita a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, los residuos orgánicos sean depositados "en una sola bolsa, del mayor tamaño posible y perfectamente cerrada".

Rosado instó finalmente a los trabajadores y a la empresa "a que sigan negociando para alcanzar un acuerdo y que dialoguen todo lo que sea necesario pensando en Jerez, que es lo que está haciendo el gobierno, para ofrecer a un servicio acorde con las necesidades de la ciudad y sin mermar la calidad". Este discurso -que desde el primer momento ha trasladado el Ayuntamiento- volvió a molestar a los empleados que denunciaron que "lo que tiene que hacer el gobierno local es dejar los bandos y coger el teléfono y llamar a Urbaser. Obligarle y no 'instar' a que se siente de una vez por todas con los trabajadores". Cazalla añadió además que "no entendemos nada de lo que está ocurriendo, pero creemos que el Ayuntamiento se comporta así porque en realidad no sabe cómo solucionar el conflicto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios