En la cárcel de Salamanca aún no tienen notificación oficial alguna

En la cárcel de Topas, en Salamanca, donde se encuentra en la cumpliendo condena Rafael Ricardi Robles, tan sólo están al tanto del nuevo giro que ha dado el complejo caso de las violaciones que sembraron la alarma en la provincia hace trece años por las informaciones que ha venido publicando este periódico. La directora de esta prisión, unas modernas instalaciones muy similares a la nueva macro cárcel de Puerto 3, Ana Acosta, a finales de la semana pasada manifestó a la Gaceta de Salamanca que no había tenido notificación oficial de la posible inocencia de Ricardi. Y al mediodía de ayer, reiteró, ya en declaraciones a este periódico, que de momento seguía sin tener "confirmación del asunto. Nos mantenemos a la espera de que se nos informe para actuar", agregó Acosta. Ricardi Robles, tras su detención, ingresó en primera instancia en Puerto 2. Fue juzgado y condenado en 1997 por algunas de las violaciones que como mínimo se extendieron hasta 2000. Y fue trasladado Salamanca para cumplir lo que las pruebas ya apuntaban hace ocho años, que su condena era un error.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios