Jerez

Los caseteros hablan de una feria "muy positiva"

  • La buena temperatura, principal factor para que califiquen esta edición como "mejor que la anterior"

  • "La gente ha venido a las dos y si hace calor llega a las seis, y eso se nota"

Uno de los momentos vividos durante la pasada Feria en la caseta de la Peña Buena Gente, una de las más concurridas. Uno de los momentos vividos durante la pasada Feria en la caseta de la Peña Buena Gente, una de las más concurridas.

Uno de los momentos vividos durante la pasada Feria en la caseta de la Peña Buena Gente, una de las más concurridas. / pascual

Comentarios 2

'la Feria de las motos', como muchos la han bautizado este año, finalizó el pasado sábado con un balance positivo por parte del sector hostelero que ha vivido nueve días intensos y que la cataloga como "muy positiva", incluso llegan a admitir en muchos casos que "un poquito mejor que el año pasado".

El hecho de coincidir con el Gran Premio de Motociclismo, una decisión que levantó todo tipo de opiniones entre diferentes colectivos de la ciudad, hizo incluso que la Feria abriese sus puertas, de manera extraoficial, un día antes. Evidentemente, esta circunstancia, según explican algunos caseteros, ha sido un arma de doble filo, ya que en muchos casos la abundante presencia de público en este primer fin de semana, hizo que decayese la afluencia en los días iniciales.

Por esta razón, Alejandro Sánchez, hostelero de nuestra ciudad, afirma que de cara a la sostenibilidad de las casetas "es importante tener cerradas comidas de empresas o colectivos los primeros días de la semana, lunes martes, miércoles y jueves, es la única manera de mantener el listón".

Dentro del balance, los caseteros coinciden en reconoce que una de las claves de esta buena feria radica en la excelente temperatura que hemos tenido. Antonio Molinillo, conocido hostelero jerezano, asegura que "el tiempo ha acompañado, al contrario que el año pasado, y además no ha hecho calor y eso se ha notado favorablemente".

En este sentido, Alfredo Carrasco, con gran experiencia en este tipo de eventos, aportaba un dato más. "Este año, al haber hecho una buena temperatura, la gente ha llegado antes a la Feria y eso se ha notado en caja", afirma. "Si hace calor, la gente suele llegar a la Feria a las seis o a la siete de la tarde, y este año lo ha hecho a eso de las dos, con lo cual la diferencia es grande".

Esta situación ha provocado que el día haya sido mejor que la noche, que sobre todo en los primeros días de la Feria "han sido pobres", quizás producto de que haya sido "una edición larga", destaca Alejandro Sánchez.

Aunque evidentemente, la alegría va por barrios, como en todo en la vida, sí que es cierto que la mayor parte del sector considera que, además del primer fin de semana, el viernes ha sido uno de los mejores días, aunque también el miércoles, algo que empieza a ser una constante en los últimos años. Todos celebran la decisión de mantener como festivo el lunes, una circunstancia que ha servido para remontar las ventas el domingo, que pasado a ser otro día significativo.

Asimismo, muchos hosteleros aseguran que ésta ha sido una feria con bastante foráneo, no solamente por el hecho de coincidir con el Gran Premio de Motociclismo, sino que a lo largo de la semana ha sido numeroso el desembarco de turistas en el Real.

En otro orden de cosas, señalar que a lo largo de la Feria la empresa Socoservis, encargada este año de la asistencia sanitaria, ha realizado 1.173 intervenciones, la mayoría intoxicaciones etílicas. El último día, el sábado, las incidencias significativas fueron cortes, y un caso de sobredosis por cocaína.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios