Un centro que nació pensando en los niños más necesitados

  • Las aulas que comenzaron su actividad con una función primordialmente asistencial y que llegaron a ser merecedoras del premio Ciudad de Jerez por la labor que realizan

El colegio Safa pertenece a la Fundación Benéfico-Docente Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia que, según la directora, María Ybarra, pretende "no sólo una instrucción o capacitación técnica, sino aspirar a contribuir, en unión con la familia, al desarrollo integral de la personalidad de nuestros alumnos y capacitarlos para una inserción activa en la sociedad".

Este centro nació en 1968, por iniciativa de la asociación local Secretariado Pro-Suburbios, que se puso en marcha impulsada por el entonces obispo de Jerez, monseñor Cirarda, con el objetivo de dedicarse a las clases sociales más necesitadas. "Su intención -explica la directora- era brindar a los jóvenes de los suburbios de Jerez esta oportunidad, responder de manera continuada a los problemas de escolarización que entonces había y ofrecer la posibilidad de continuar posteriormente los estudios de Formación Profesional.

Los dos primeros años sólo funcionaban dos clases que recogían alumnos entonces de pre-aprendizaje y realizaban dos cursos-puente que les capacitaban para la obtención del Certificado de Estudios Primarios y para su posterior continuidad en la Formación Profesional.

Con ayuda de diversas entidades de carácter asistencial, los alumnos que terminaban la Enseñanza Primaria continuaban después sus estudios de Formación Profesional en el centro Safa de El Puerto, "no sólo por la falta de puestos escolares de este nivel en la zona, sino también pensando en la continuidad en la línea educativa iniciada".

Tras ampliaciones sucesivas, en el curso 75-76, queda completo el nivel de EGB y posteriormente se añadieron dos clases de Pre-escolar. Esta estructura permaneció hasta la implantación de la nuevas enseñanzas Logse con Infantil y Primaria.

"A lo largo de todos estos años -explica la directora- al no poder contar con un centro de FP por falta de medios económicos, hemos venido manteniendo su labor asistencial y orientadora hacia los alumnos que iban saliendo del colegio y continuaban estudios de FP o BUP en distintos centros de la localidad, a través de una asociación creada a tal efecto".

También señala que "el proceso de perfeccionamiento y la lucha por la mejora de la calidad de la enseñanza han sido denominadores constantes en el trabajo del centro, de alguna manera recogido en el curso 79-80 con la concesión de un voto de gracia por el delegado provincial de Educación a instancias de la Inspección de Zona".

En 1994 el colegio fue elegido para una evaluación externa del proceso de implantación de las nuevas enseñanzas Logse, realizada por inspectores del Programa de Evaluación de Centros y Proyectos Curriculares de la Consejería de Educación y Ciencia. En el informe final de esta evaluación se ponen de manifiesto las características del centro que lo conforman como "eficaz e innovador. La coherencia de su proyecto educativo y la profesionalidad y dedicación del profesorado garantizan la correcta aplicación e instrumentalización de la Reforma Educativa". Este informe concluye con una recomendación a la Administración Educativa y a la Entidad Titular para que el Centro Safa de Jerez no deje de impartir en el futuro Secundaria, llegando incluso a afirmar a este respecto que, "si no se pudiese lograr una ampliación del actual edificio, se contemple en la reorganización de la zona educativa la utilización por el colegio Safa de dependencias pertenecientes a otros centros públicos del sector hoy escasamente rentabilizadas por su baja matrícula".

En el curso 99-2000, esta recomendación se hace realidad al contar con las instalaciones del que fue colegio público Andalucía, cedido a Safa por acuerdo de la Consejería de Educación y del Ayuntamiento, lo que, según explica la directora, "ha permitido la implantación de la Secundaria y posibilita el planteamiento de las enseñanzas post-obligatorias en un futuro inmediato".

Como colofón de toda esta trayectoria, el Ayuntamiento concedió el premio Ciudad de Jerez a la Educación 2009, al colegio Safa y su anterior director, Aurelio Real Vega. En opinión de María Ybarra, una de las principales cualidades de este centro es que "tal y como nuestros principios educativos reflejan, intentamos descubrir y asimilar unos valores auténticos, tanto religiosos como humanos, que den sentido a la vida y capaciten para formar hombres y mujeres que se entreguen a un ideal con generosidad y se preparen para la acción".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios