"El centro está vivo y se renueva"

  • Acoje pone en valor la "lucha" del pequeño comercio y pide mejor red de transporte público

Imagen de la calle Larga durante una jornada de las Fiestas de la Vendimia. Imagen de la calle Larga durante una jornada de las Fiestas de la Vendimia.

Imagen de la calle Larga durante una jornada de las Fiestas de la Vendimia. / pascual

Comentarios 4

Hace unos días se conoció que a final de mes la firma Mango cerrará su tienda en la calle Larga, sumando otro adiós en la arteria comercial principal del centro. Sin embargo, y a pesar de los lamentos por el cierre, la asociación de comerciantes Acoje lanza un mensaje: "Los momentos que actualmente vive el centro son menos amargos que los de hace unos años. Hay tintes de recuperación y mejoría afortunadamente. Que una gran firma cambie de ubicación no es porque el centro vaya mal, sino porque cambia la política de la empresa".

La presidenta del colectivo, Nela García, declara que "me hubiera gustado que Mango hubiera visto otro modelo de tienda antes de decir me voy. Nuestras empresas no tienen para nada los beneficios de hace años. Muchos de nosotros estamos en situación de pérdida desde hace un tiempo, pero optamos por pelear". Desde Acoje ponen en valor la actitud del pequeño comerciante que "ha cambiado de local buscando más visibilidad, reestructurando los productos, ofreciendo nuevos productos... En el comercio hay posibilidades antes del adiós definitivo, aunque cuando no queda más remedio, pues nada". Lejos de los presupuestos de las grandes firmas, el comerciante 'local' pone "en riesgo su patrimonio. La mayoría somos autónomos y pequeños empresarios que pagamos con el patrimonio personal las deudas de la empresa. Cuando un pequeño cierra es porque de verdad no puede más. Pero mientras, te puedo asegurar que lo ha intentado todo".

Acoje dice que "sería un regalo" para el centro que no hubiera ORA las tardes de Navidad

"Hemos visto negocios que se han reconvertido para ajustarse a la nueva demanda y eso demuestra que el centro está vivo y se renueva", subraya García. La presidenta de Acoje aplaude las ganas de emprender y reconoce que el handicap del pequeño comercio es la capacidad para poner en valor su especialización: "Es muy difícil aglutinar la llamada hacia el cliente. Las grandes firmas tienen la capacidad de hacer mucho ruido. Las grandes son los 'rex', nosotros somos velociraptor, somos pequeños pero muy inteligentes para poder sobrevivir". Precisamente Acoje enumera otra de las diferencias entre el comercio local y las multinacionales, y es la vinculación emocional con la ciudad. "Mango cuando vino a Jerez supongo que consiguió muy buenas condiciones, cuando a lo mejor a la ciudad le aporta más el pequeño comercio que el grande. El día que vean que el mercado no es rentable se irán, y si te he visto no me acuerdo. Pero hay otra forma diferente de apostar y trabajar por la ciudad: el comercio local. La administración y la propia población deben ser consciente de ello y valorarnos un poquito más", remarca García.

La repoblación del casco histórico y la accesibilidad son líneas de trabajo fundamentales para conseguir un centro estable. "Sigue habiendo un porcentaje de jerezanos que le gusta el centro, pero cada vez nos castigan más y nos ponen más trabas. El argumento más fácil es el aparcamiento. El otro día lo hablaba con una persona a través de las redes sociales y le explicaba que muchos regalamos la hora de parking a nuestros clientes. Es una cuestión de actitud. Si tú quieres venir porque te gusta mi producto, quieres disfrutar de la heterogeneidad de la oferta... Tú vienes. Nosotros estamos haciendo un esfuerzo para facilitarlo y compensarlo de alguna manera", declara la presidenta de Acoje. Desde la asociación señalan que "estamos luchando porque las tarifas planas de los aparcamientos se amplíen y para que no haya ORA por la tarde en otras épocas del año. Sería un regalo del cielo que por Navidad no hubiera ORA por la tarde".

Pero si facilitar el aparcamiento es importante para el colectivo, aún lo es más que haya una buena red del servicio público de transporte. García lamenta que "es un problema eterno, no sé si con los autobuses nuevos, que por cierto ya llegan tarde, alguien dirá 'pues mira, vamos a hacerlo un poquito mejor'. Hay compañeros que están cansados de decirnos que muchos clientes al final no vienen porque no se cumplen con los horarios, por adelanto o por retraso".

Otra diferencia entre la oferta del centro y otras zonas 'populares' radica en la actividad lúdica. Desde Acoje señalan que "el ocio radica ahora mismo sólo en los bares. Cine, teatro, actividades recreativas, infantiles..., no existen en el centro. La repoblación del centro no se hace porque no hay espacios libres, sólo tenemos este parque infantil en el centro (plaza del Progreso) y hay que ir a Madre de Dios para encontrar otro". García añade que aunque el comerciante se esfuerza en diseñar actividades en sus locales, "para realizar cualquier cosa fuera de nuestra tienda tenemos que pedir mil permisos".

El Ayuntamiento ha sacado a licitación la peatonalización de la plaza de Las Angustias, un proyecto con el que Acoje ha estado de acuerdo desde un principio, pero que aún está "incompleto". "Es vital una reestructuración de esa zona del centro para transformar la vida que se ve últimamente por ahí. La semipeatonalización está dando muy buenos resultados en otras ciudades, pero conlleva también otras medidas de apoyo, entre ellas la dotación de parques infantiles, que también se ha solicitado desde Acoje, y la buena distribución y frecuencia de autobuses para dar accesibilidad complementaria al ciudadano", remarca García.

"Esta actuación es de las mejores que se pueden llevar a cabo, pero sigue faltando el complemento. Está claro que la iniciativa privada también se encargará de ir transformando la zona, pero cuando te gastas el dinero en un proyecto y no lo mantienes, llega un momento que se pierde. El problema no está en hacerlo, sino en continuarlo", subrayan desde Acoje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios