"Los coches inundados hasta el techo no tienen arreglo, no merece la pena"

  • Desde el taller 'Felix Moreno' explican las consecuencias de las riadas en los numerosos vehículos afectados

  • "Si tratan de arrancarlo con agua en el depósito, pueden destrozar el motor"

Coches afectados en el taller que dirige Félix Moreno frente a Torresblancas. Coches afectados en el taller que dirige Félix Moreno frente a Torresblancas.

Coches afectados en el taller que dirige Félix Moreno frente a Torresblancas. / pascual

Desde que se produjera el temporal de lluvias, las calles de la ciudad se han llenado de grúas de automóvil transportado todos los vehículos que han sido rescatados de parkings o zonas inaccesibles. El número de afectados puede llegar a sobrepasar el medio millar, pues se dieron varios casos de bolsas de aparcamiento arrastradas por la corriente y de garajes inundados. Félix Moreno, del taller que lleva su nombre, es presidente de la Asociación de Reparadores del Automóvil de la provincia de Cádiz. "En nuestro taller tenemos unos 30 ahora mismo que han entrado por el tema del temporal, y otros muchos que nos irán llegando en estos días", explica. ¿Qué debe hacer un propietario? "Lo primero, si es posible, antes de incluso abrir las puertas, es evitar un cortocircuito. Con quitar el positivo o el negativo de la batería es suficiente. Luego, si el coche ha estado sumergido, que no se le ocurra ponerlo en marcha. Si le ha entrado agua en el depósito, puede provocar graves destrozos en el motor". De hecho, en caso de encontrarse en una riada como las que se vivieron en Jerez la fatídica noche de las inundaciones, lo mejor es apagar el motor, además de tratar de ponerse uno mismo junto a los ocupantes a salvo.

Moreno es además tajante a la hora de contemplar las expectativas. "Si un coche se ha mojado hasta arriba, hasta el techo, prácticamente no tiene posibilidad de arreglo, va a ser más caro que el valor del vehículo". La razón es clara. "Piensa en el 'airbag', que queda inutilizable, en toda la electrónica que tienen los coches de hoy en día, en la centralita. Cualquier elevalunas es un ordenador, y hoy hay vehículos que tienen hasta 'wi-fi' (conexión a internet). Cada ordenador puede valer unos 700 u 800 euros". Curiosamente, los que tienen mayores posibilidades son los vehículos más antiguos. "Hay que tener en cuenta hasta qué altura le llegó el agua. A más altura, menos probabilidad de salvarlo. Si llegó hasta las ventanillas, las centralitas pueden encontrarse en mejor estado. Lo mejor es que se seque lo antes posible, para evitar el proceso de oxidación. Mojar la electrónica es como meter un televisor en una bañera. Los coches antiguos cuentan con menos electrónica. Las motos, por ejemplo, son mucho más sencillas en ese sentido porque son principalmente mecánica, no electrónica, aunque los modelos superiores son también más complejos", explica Moreno.

En cualquier caso, "lo mejor es hacerlo todo a través de talleres. Nosotros nos estamos encargando de explicar al cliente lo que tiene que hacer para llevar el procedimiento ante el Consorcio de Compensación de Seguros. Las aseguradoras, una vez que llueve cierta cantidad de litros, te mandan directamente al Consorcio, incluso si tenías el vehículo a todo riesgo". Este procedimiento se puede llevar a cabo a través de la página web www.consorseguros.es o en los teléfonos 900 222 665 y en el 952 367 042. "En el taller, hay que pedir la orden de trabajo y el resguardo de depósito, mencionando la inundación. Es recomendable adjuntar fotografías en las que se vea la matrícula donde se muestre hasta qué altura llegó el agua. En la web del Consorcio aparece una guía rápida".

En cuanto a plazos para iniciar el procedimiento, tanto Moreno como un perito del Consorcio que se encontraba ayer en el taller realizando las preceptivas inspecciones indican que "hay que hacerlo lo antes posible, como si de un siniestro normal se tratara". Y con la diligencia propia para que no existan confusiones sobre si la inundación se produjo en el día de las lluvias torrenciales o en otro momento.

Este propietario de talleres lleva 21 años en el negocio. "Nunca he visto cosa igual, ha habido otras inundaciones pero como esto, que afecte a tantos vehículos y de esta manera, nada", remacha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios