ciudad

La coincidencia de Mundial y Feria no convence a hosteleros y comerciantes

  • El sector del taxi también muestra sus quejas por esta situación que hará perder "un fin de semana"

  • Será la primera vez que la Feria se inaugure antes del comienzo del Gran Premio

Varios moteros frente a una de las terrazas durante el pasado Mundial. Varios moteros frente a una de las terrazas durante el pasado Mundial.

Varios moteros frente a una de las terrazas durante el pasado Mundial. / pascual

La coincidencia del Gran Premio de España de Motociclismo con el inicio de la Feria del Caballo repercutirá negativamente a la economía de la ciudad, principalmente porque el mes de mayo es, estadísticamente y debido a estos dos grandes eventos, uno de los más positivos del año respecto al turismo en Jerez. Como ejemplo basta recordar que en 2017, mayo contó, según los datos de la Oficina de Turismo Municipal, con una ocupación hotelera del 73,53%, lo que supuso una subida del 2% respecto a la registrada en 2016.

Este año, el hecho de que las dos fechas coincidan, hará perder "un fin de semana, y eso se va a notar sobre todo en los hoteles", apuntaba ayer el presidente de Horeca, Antonio María Ceballos. Desde el sector hotelero, la hostelería, comerciantes y el servicio del taxi lamentan esta circuntancia, si bien es verdad que, tal y como se argumenta, "no había otra opción, o coincidía con El Rocío, o con la Feria de Sevilla y final de mes a finales de abril o se hacía lo que se ha hecho", reiteran desde Horeca.

Aunque muchas posturas coinciden respecto a esa coincidencia, otras hubiesen preferido que coincidera con El Rocío al entender que económicamente no afecta a la ciudad.

Esta situación se ha repetido a lo largo de la historia, aunque en este 2018 por primera vez la Feria se inaugurará antes de la carrera, al empezar ahora el evento en sábado. "Indudablemente nos viene mejor que estén por separado, pero por cuestiones de calendario no ha quedado otro remedio. Otros años sí ha coincidido, lo que pasa es que sí es la primera vez que el alumbrado se enciende antes de la carrera", explicaba ayer Nela García, presidenta de Acoje.

Desde la Asociación de Comerciantes del Centro son conscientes de que "la hostelería del centro puede seguir siendo un gran atractivo para todos aquellos moteros que no quieran vivir el ambiente de Feria, aunque también puede restar algo de afluencia".

"En materia de comercio estamos a tope con las ventas de trajes, de ropa, de calzado y complementos para la Feria y estamos preparados para la llegada de toda esa gente. No obstante, como el lunes de Feria es festivo algunos comercios del centro vamos a abrir", continuó.

Nela García asegura que "todos los años hay que estar pendientes del calendario e intentar que esto se pueda evitar, porque son dos fechas importantes para la economía de la ciudad. Cuando no queda remedio, como este año, vamos a ver, esperemos sacar el mejor partido posible".

En la hostelería, algunos nombres con experiencia como Alfredo Carrasco asegura que la decisión "es muy mala" y reconoce que en esta decisión "los tres mil rocieros han tenido más fuerza".

Eso sí, dado el interés municipal de tener lista la Feria el viernes día 4 de mayo, Carrasco espera que "al menos den la luz antes que el año pasado que no llegó hasta las siete y media del mismo viernes".

El descontento aparece también en el colectivo del taxi, en total desacuerdo con esta coincidencia de fechas. Su presidente, Luis Gonzaga González reconoce que a ellos "no nos beneficia en absoluto, al contrario, estamos totalmente en contra".

En su opinión, "este tipo de eventos se hacen dos veces al año, por eso sería mejor que se escalonasen, porque así el beneficio será mayor".

González considera que hacer coincidir estos dos acontecimientos "puede resultar un caos organizativo, porque hay una masificación de personas, y bueno, eso no beneficia a nadie".

El presidente, que acaba de llegar al cargo, cree que "según me dicen esto se decidió en una mesa donde hubo quorum, pero nosotros no estábamos de acuerdo, Que quede claro que nosotros preferíamos dos fines de semana en vez de uno".

Esta postura se basa también en los acontecimientos que la Asociación Jerezana del Teletaxi ya sufrió el pasado año, en concreto el primer sábado y el domingo de Feria cuando el número de visitantes a la ciudad aumentó de tal manera, sobre todo la de los pueblos cercanos, que los clientes tuvieron que sufrir largas esperas, ya que los 178 vehículos que existen en Jerez estaban a tope.

Además, los taxistas entienden que el hecho de acceder al circuito requiere un tiempo, y eso unido a la coincidencia de la Feria, podría provocar nuevamente colas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios