El comercio apura unas de las peores rebajas que recuerda

  • A falta de unos días para que finalicen, Acoje y Asunico atribuyen el descenso de las ventas al miedo del consumidor por la crisis y al adelanto que permitió la Junta

Comentarios 4

Cuando quedan apenas unos días para que se ponga fin al periodo de rebajas, los comerciantes coinciden en calificarlas como una de las peores que se han vivido en muchos años. Con una crisis de fondo que ha paralizado el consumo, el adelanto del inicio de las rebajas por parte de la Junta del 7 al 2 de enero se considera otro de los grandes inconvenientes con que se ha encontrado el pequeño y mediano comercio. El presidente de la asociación Acoje, Fernando García, cifra en entre un 25 y un 30% el descenso en las ventas con respecto al pasado año, pese a que los descuentos en esta temporada han sido muy superiores a los de años anteriores, un aliciente para el consumidor. No ha sido extraño que algunos establecimientos luciesen rebajas que llegaban hasta el 70% para atraer a un cliente retraído en las compras. Incluso desde Acoje se afirma que los últimos días que quedan de rebajas serán como una especie de "fin de fiesta" con grandes oportunidades.

La asociación prevé que serán muchos los comercios los que mantengan las rebajas hasta el día 7 de marzo, ya que eligieron no empezarlas el 2 de enero, como permitió la Junta. Acoje en todo momento consideró siempre que ese adelanto suponía un grave daño para el pequeño comercio, al solapar la campaña navideña. De la misma opinión es la asociación Asunico, cuyo presidente, Manuel García, tampoco dudo ayer en atribuir los malos datos de las rebajas a este "error" de la Junta.

La climatología, fría y lluviosa, ha dejado desiertas las calles del centro en muchas ocasiones, especialmente por las tardes, un aspecto que ha afectado de forma importante a la hostelería, pero los comerciantes coinciden en que por contra el tiempo ha beneficiado al sector textil y al del calzado, que en años anteriores sufrió los perjuicios de una climatología más benevolente.

De cara a la nueva temporada, las dos asociaciones son precavidas, sus responsables confían en los próximos meses, pero recalcan con preocupación el "miedo" que observan en el cliente a la hora de comprar. "Incluso personas que saben que difícilmente van a perder su empleo se retraen a la hora de consumir", comentó Fernando García.

El presidente de Asunico es más drástico en su valoración de las rebajas y asegura que están siendo las peores de los últimos 15 años. "Ya el pasado año fueron unas rebajas extrañas, las ventas no fueron bien. La crisis se veía venir y lo mismo ocurrió con las de verano. Este año ha sido ya el remate". Manuel García, que advierte de los cierres que se están produciendo, no es optimista y mantuvo que "o se cambia la política hacia el comercio del centro, o no sé cuántos vamos a quedar. Ahora mismo se ven ya muchos locales que se alquilan". Agregó que la solución no está tanto en las subvenciones que puedan llegar de las Administraciones y que en su opinión, son "pan para hoy y hambre para mañana" como en iniciativas que atraigan público al centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios