El comercio aspira a equilibrar el año con la campaña navideña

  • Acoje dice que "nos conformamos con igualar el nivel de ventas del pasado año", sin muchas expectativas de un crecimiento

La calle Doña Blanca, este viernes, una de las primeras donde se ha instalado ya el alumbrado navideño. La calle Doña Blanca, este viernes, una de las primeras donde se ha instalado ya el alumbrado navideño.

La calle Doña Blanca, este viernes, una de las primeras donde se ha instalado ya el alumbrado navideño. / vanesa lobo

El comercio del centro aspira a igualar el nivel de ventas que se produjo el pasado año durante la campaña navideña, sin muchas expectativas de que en esta ocasión la situación mejore, según la estimación que hace la presidenta de la asociación de comerciantes del centro Acoje, Nela García. "El año pasado no nos fue mal del todo, la campaña mejoró a última hora, pero Jerez es impredecible y el desempleo sigue siendo muy alto, no esperamos una gran mejoría porque no la hay en la economía de la ciudad, aunque tenemos que agradecer la estabilidad social", asegura, convencida de que el comercio del centro depende todavía, en una parte nada desdeñable, de clientes de otras localidades de la provincia e incluso de fuera de ella.

Desde Acoje afirman que el centro cierra un año "un poco más bajo en ventas que el anterior, el verano no ha sido tan bueno como el de 2016. Será que aquel fue tan extraordinariamente bueno que teníamos expectativas muy altas y no se han cumplido. Por eso en Navidad tenemos la esperanza de que se equilibre el año completo". La presidenta de la asociación lamenta, por otro lado, que las inundaciones que se produjeron en octubre "nos ha trastocado a muchos, justo casi en el comienzo de la campaña. Hay establecimientos a los que se les ha estropeado género que acababa de recibir de cara a la Navidad".

Pese a que no hay excesiva confianza en conseguir unos excelentes resultados, García mantiene que "afrontamos la campaña navideña con las ganas de siempre. Este año la aportación de la Junta nos ha posibilitado poner en marcha un proyecto que teníamos desde hace años en el cajón". Se refiere a la tarjeta de fidelización que "por un lado premia al cliente de todos los días y por otro nos aporta datos que nos va a permitir conocer qué tipo de clientes tenemos, su localización, su perfil, con el fin de ofrecerle promociones especiales como premio a su fidelidad". Como viene siendo habitual en estas fechas Acoje volverá a poner en la calle la 'Guía de compras y servicios de Jerez Centro Comercial', donde en esta ocasión están todos los asociados. "Para nosotros la guía es una oportunidad para seguir dándonos a conocer y que se visualice la variedad de comercios y servicios que el jerezano puede encontrar en el centro, porque somos la zona con mayor localización de comercios diferentes en la ciudad, aunque a la vez somos la menos poblada". Es esta circunstancia la que obliga al comercio del centro a mantener un objetivo constante de atraer a público del resto de la ciudad.

La presidenta de Acoje admite que la campaña navideña es vital para el comercio. No en vano el último trimestre del año es en general donde se concentra la mayor facturación de los establecimientos, "salvo aquellos especializados en temas como flamenco o comuniones. Pero incluso éstos se benefician de esta época y tienen una actividad importante". Y aunque no es nuevo, el comercio tradicional se enfrenta cada vez más y sobre todo, en estas fechas a la competencia feroz de las compras on line. "Por eso hay que recordar que nuestras tiendas también tienen servicio a domicilio, que se pueden visitar nuestras páginas web y en la de voyalcentrojerez.com también se puede visualizar la diversidad de ofertas de nuestras tiendas. No se puede decir que el centro no intenta estar al día y adaptarse a lo que el cliente demanda y haría una reflexión para que los ciudadanos sepan lo importantes que son las consecuencias de sus acciones de compra para la economía local. No nos damos cuenta cómo repercute comprar en un sitio o en otro o por el teléfono".

El adelanto de la fecha del encendido del alumbrado ha sido siempre uno de los caballos de batalla de los comerciantes. El Ayuntamiento les ha informado que este año se hará el viernes 1 de diciembre, un día antes que en 2016. "Todo lo que sea antes del puente de diciembre es positivo porque el color que transmiten las luces mueve mucho a la gente a decir: hay que comprar, que ya está ahí la Nochebuena o Reyes". No obstante, García subraya que muchos establecimientos del centro disponen de servicios de apartados y "eso hace también que se vaya comprando con más previsión y no sólo se apartan juguete, se aparta ropa, calzado, maletas, joyería. La facilidad que da el comercio del centro de apartado y reserva hace que muchas compras se adelanten a noviembre, aunque el pistoletazo de salida es el día 1".

Acoje ha decidido este año limitar las actividades que realizaba de cara a la Navidad, como el caso de la zambomba en la calle que organizó el pasado año y que no repetirá porque la asociación considera que ya existe en este sentido una gran oferta. A ello se une la tradicional programación que realiza el Ayuntamiento y que a grandes rasgos repetirá el mercadillo navideño y la pista de patinaje que, según les han comunicado a los comerciantes, volverá a instalarse en la plaza del Arenal y para lo que dejará espacio el carrusel de época, que se retira este fin de semana. De cualquier forma, Acoje pretende realizar actividades de animación infantil y el centro comercial Los Cisnes también intenta cerrar una programación navideña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios