Toma de posesión del jefe de la Policía Nacional de Jerez

El nuevo comisario promete mejorar la atención a vecinos, víctimas y desvalidos

  • García Carrasco reforzará la lucha contra delitos en boga como la corrupción, el acoso escolar y la violencia de género. El ministro del Interior lo define como "un policía de raza curtido en la calle".

El nuevo comisario de Jerez, Francisco José García Carrasco, jura ayer el cargo en presencia del ministro y otras autoridades. El nuevo comisario de Jerez, Francisco José García Carrasco, jura ayer el cargo en presencia del ministro y otras autoridades.

El nuevo comisario de Jerez, Francisco José García Carrasco, jura ayer el cargo en presencia del ministro y otras autoridades. / pascual

Mejorar la atención al ciudadano, a las víctimas de delitos y a las personas desvalidas y necesitadas son los tres ejes básicos de actuación que se marcó ayer el nuevo comisario de Policía en Jerez, Francisco José García Carrasco, en la toma de posesión del cargo, acto presidido por el Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y que contó con la asistencia del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y el director general de la Policía, Germán López, entre otras autoridades, no así la alcaldesa, la gran ausente que delegó la representación municipal en el concejal de Seguridad, Francisco Camas.

El comisario dijo asumir el reto con "ilusión" y con la responsabilidad de dar respuesta tanto a la confianza depositada en su persona como a las necesidades de los ciudadanos, con los que "reforzará e impulsará la colaboración estableciendo lazos con asociaciones vecinales, comunidad educativa, comerciantes, mayores y demás colectivos representativos de la ciudad".

El comisario ve un futuro prometedor con la nueva comisaría y los futuros refuerzos de la plantilla

El comisario confía en lograr que tanto ciudadanos como visitantes "se sientan cómodos" en Jerez, para lo que anunció en su discurso de toma de posesión que además de seguir "combatiendo la delincuencia tradicional, en particular robos, hurtos y tráfico de drogas a pequeña y mediana escala que afectan a la convivencia y sufren directamente los ciudadanos en el día a día", reforzará la lucha contra "los nuevos desafíos delincuenciales, como el acoso escolar, la violencia de género y los delitos relacionados con la corrupción y las nuevas tecnologías, cuya incidencia es cada vez más notoria".

Para ello, dijo que es "indispensable" una buena colaboración y coordinación con los estamentos, instituciones y organismos que se relacionan con la Policía, así como con el resto de Fuerzas de Seguridad. Pero García Carrasco también considera muy importante para la consecución de estos objetivos "alentar a los funcionarios, reconociendo el trabajo bien hecho", por lo que fomentará el diálogo con las organizaciones sindicales de la Policía "desde la premisa de la colaboración y el consenso".

El comisario, que agradeció a su familia el apoyo en el desempeño de su profesión, ve un "futuro prometedor a medio plazo" por la situación económica actual, por lo que dijo estar esperanzado "con la construcción de la nueva Comisaría y en la futura incorporación de nuevos policías que palien la escasez de recursos humanos que actualmente soportamos".

El ministro del Interior elogió la amplia trayectoria profesional del nuevo comisario, al que definió como "un policía de raza y que se ha curtido en la calle". Tras destacar los 34 años de experiencia de García Carrasco en las áreas de policía judicial, seguridad ciudadana, extranjería y fronteras, significó que "ahora tienes a tu cargo un magnífico equipo de 334 hombres y mujeres cuya vocación es proteger a los ciudadanos y garantizar la seguridad, haciendo posible que una ciudad que supera los 215.000 habitantes siga siendo de las más seguras de España y un destino turístico de primer orden a nivel internacional".

Después de asegurar que la seguridad ciudadana es una prioridad para el gobierno central, a lo que contribuirá la nueva comisaría de la avenida de la Universidad cuyas obras se han iniciado estando previsto que entre en funcionamiento a finales de 2018, Zoido deseó suerte al nuevo comisario y elogió la labor de su antecesor Carlos Serra, recientemente incorporado al gabinete del secretario de Estado de Seguridad.

El titular de la cartera del Interior aprovechó para repasar los principales datos de la evolución de la delincuencia en Jerez en el último año, en el que destacó la significativa reducción en la ciudad de las infracciones penales, que descendieron un 9,36%. Dentro de esta disminución, el ministro destacó el descenso del 7,32% de los robos con fuerza, del 7,16% de las sustracciones en vehículos y del 14,74% de los delitos leves, al tiempo que subrayó el aumento de 130 a 382 de los servicios humanitarios, "crecimiento considerable que demuestra la labor asistencial y de ayuda prestada a los más vulnerables y débiles de la sociedad".

En calidad de maestro de ceremonias, el inspector de Relaciones Institucionales de la Comisaría de Jerez, Antonio Padillo, enumeró los muchos méritos que reúne el nuevo comisario de Jerez, ciudad en la que nació y en la que reside, y su nuevo destino tras 34 años de servicio intachable. García Carrasco ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en 1983, cumpliendo sus cuatro primeros años de servicio en la Jefatura Superior de Barcelona. Tras su paso por La Línea, recaló en la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) de la comisaría provincial de Cádiz. En 2001 pasa a ejercer sus funciones como inspector jefe en Sanlúcar y en 2011, tras ascender a comisario, se le adjudica la jefatura de la Brigada de Extranjería de Santa Cruz de Tenerife. Posteriormente, vuelve a la provincia como jefe de la Unidad de Coordinación Operativa Local de Algeciras, hasta su designación a su destino los últimos años como jefe local de la comisaría de El Puerto y Puerto Real.

García Carrasco está en posesión de dos cruces al mérito policial con distintivo blanco, medalla, cruz, encomienda y placa de dedicación al servicio policial. También le han sido concedidas 96 felicitaciones públicas por su actuación en distintos meritorios servicios y tiene una sólida formación en investigaciones de fraudes financieros, delincuencia económica y blanqueo. En la actualidad cursa un master en dirección estratégica de la seguridad pública, por lo que está "suficientemente acreditado para el desempeño del puesto para el que ha sido designado", indicó Padillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios