El concurso de acreedores afecta a más de 780 trabajadores en Andalucía

  • Los empleados afectados por el concurso de acreedores de Nueva Rumasa pertenecen a Duhl, de Bodegas Garvey y de Clesa

Comentarios 1

Unos 785 trabajadores de Duhl, de Bodegas Garvey y de Clesa, empresas pertenecientes a Nueva Rumasa, están afectados en Andalucía por el concurso de acreedores presentado por el grupo de empresas del empresario José María Ruiz Mateos.

En rueda de prensa, el secretario general de la UGT-Andalucía, Manuel Pastrana, ha calificado la situación de difícil y complicada y ha lamentado que «al final, como siempre, en estos casos el problema lo acaban pagando los trabajadores».

Ha concretado que la empresa Duhl tiene en Granada unos 350 trabajadores, otros 350 empleados tiene Bodegas Garvey en Jerez de la Frontera y Clesa cuenta en Sevilla con una plantilla de 85 personas.

Estas tres empresas forman parte de las diez compañías de Nueva Rumasa que se han acogido al procedimiento especial de la Ley Concursal, presentado por la empresa, y que otorga un plazo de hasta cuatro meses para negociar con los acreedores un plan de pagos y evitar así entrar en suspensión de pagos.

Pastrana ha denunciado que «no es la primera vez que ocurre algo en el caso de los señores Ruiz Mateos» y lo ha atribuido a la puesta en marcha de prácticas de financiación «sorprendentes y dudosas».

Aunque ha habido advertencias de las autoridades competentes sobre dichas prácticas de Nueva Rumasa para captar inversores, ha lamentado que no haya mecanismos legales suficientes para controlar «las prácticas que bordean la legalidad».

"Es una catástrofe en manos de todos y fruto de la avaricia y de la falta de controles adecuados», ha sentencia el dirigente de UGT, quien ha añadido que el sindicato defenderá el empleo y la viabilidad de las empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios