Más de 300 congresistas inscritos para una cita que nace con vocación bienal

  • Los organizadores lograron poner en marcha el encuentro en apenas tres meses · Los expertos vinculan el enoturismo a una de las principales tendencias del turista actual: encontrar vivencias

Más de 300 congresistas -entre ellos medio centenar de ponentes- celebraron ayer la inauguración del I Congreso Internacional de Turismo Enológico en el Campus de Jerez. El acto, que se desarrolló con absoluta normalidad, tan sólo se vio alterado por la espesa niebla que impidió que aterrizara el vuelo que traía al conferenciante que rompía el hielo, Andrés Contreras, subdirector general de Cooperación y Coordinación Turística de la Secretaría General de Turismo.

Fue el rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales, el encargado de presidir la mesa inaugural, la cual contó con la presencia de la decana de la Facultad de Ciencias Sociales de Jerez, Paloma López Zurita; el presidente del Consejo Regulador del vino de Jerez y la manzanilla de Sanlúcar, Jorge Pascual, además de Sebastián Sotomayor, gerente de la Fundación Universidad Empresa de la provincia de Cádiz (Fueca) y Enrique Torres, director académico del Congreso. El acto reunió a numerosos representantes de las empresas bodegueras del Marco de Jerez, así como a destacados dirigentes sectoriales, caso del presidente del Consejo del Brandy, Evaristo Babé, o el experto, ya retirado, Juan Luis Bretón, entre otros muchos.

La decana Paloma López se erigió ayer en anfitriona de más de 300 personas. En sus breves palabras destacó la intención de la organización de dotar a este Congreso de Turismo Enológico de carácter bienal, así como el importante papel jugado por los medios de comunicación en la difusión de esta importante cita. López Zurita destacó igualmente que "la única forma en la que podemos sacar partido de este tipo de turismo es tomando conciencia tanto de lo que somos como de lo que valemos".

El experto turístico Enrique Torres, por su parte, vino a destacar el tiempo récord en que se ha organizado el congreso -"apenas tres meses", según dijo-, a la vez que felicitó a la organización "ya que estamos ante un sector emergente que se vincula estrechamente a la tierra, al medio ambiente, a la naturaleza, a las costumbres y ahasta a la arquitectura". Su opinión sobre el turismo enológico se basa en su idea de que "el turista ya no requiere información de las cosas que ve, ya que para eso tiene herramientas como internet. Lo que el turista de hoy quiere son sensaciones, vivencias en suma", algo que a su juicio el turismo enológico puede ofrecer a manos llenas.

Por su parte, el presidente del Consejo del Vino, Jorge Pascual, destacó la desestacionalización que experimenta el sector turístico -los turistas ya no viajan tan sólo en verano- así como el hecho de que las tradicionales visitas a las bodegas no se pueden considerar turismo en toda la extensión de la palabra, sino más bien como "una potenciación de marcas".

Para terminar, el rector, Diego Sales, destacó que las conclusiones se ofrecerán a los estudiantes de Turismo y Enología y dio las gracias a las numerosas empresas colaboradoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios