La crisis ganadera se cobra las primeras víctimas en la provincia

  • COAG prevé un abandono masivo en el sector si no se adoptan medidas urgentes y ultima los preparativos de la manifestación convocada para el día 24 en Madrid

La Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG) confirmó ayer que un número indefinido de ganaderos de la provincia ha tirado ya la toalla ante la grave crisis que atraviesa el sector, mientras que otro número considerable de afectados piensa ya en abandonar.

El incremento en un 40% de los costes de producción unido a la caída del precio de la carne, en general, hacen inviable la continuidad de las 7.200 explotaciones ganaderas de la provincia, todas afectadas por la crisis, contra la que esta organización agraria reclama la adopción de medidas urgentes, al margen de las acordadas a finales de noviembre con el Ministerio de Agricultura y que, según señaló ayer en rueda de prensa el secretario provincial de COAG, Salvador Pineda, no solucionan el problema, que se ve agravado por la falta de pastos para alimento y por las fuertes restricciones derivadas de enfermedades como la lengua azul.

Pese a la dificultad que apareja la movilización de los ganaderos, sector poco dado a la protesta por la imposibilidad de descuidar una producción que, recordó Pineda, al fin y al cabo se nutre de seres vivos, COAG volverá a manifestarse el jueves en Madrid, movilización que se suma a las anteriores protestas desarrolladas por esta organización agraria en Sevilla (octubre) y en la propia capital española (diciembre).

Mientras esperan la aplicación de algunas de las medidas acordadas con el Gobierno, entre otras, la indemnización de 6 euros por cada oveja afectada por la lengua azul y que los ganaderos aún no han comenzado a cobrar, COAG insistió ayer a través de su responsable de ganadería, Ángel Ruano, en la necesidad de aplicar otras medidas complementarias, alguna con efecto inmediato -como la inclusión del caprino y el vacuno a las ayudas de la lengua azul, el control exhaustivo de las importaciones de carne o la modificación de la ley de comercio para perseguir la especulación e impedir la venta por debajo de costes- y otras de las que esperan resultados a medio o largo plazo, entre las que citó ventajas fiscales y una ambiciosa campaña de promoción de las carnes nacionales .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios