"Se debe aspirar al poder sin complejo de culpabilidad"

  • La Casa de la Mujer acoge una conferencia de Teresa Alba

Casi un centenar de mujeres participaron ayer en unas jornadas que tuvieron lugar en la calle Liebre, con el título 'Mujer y poder: ¿misión posible?' en la que la principal ponente era Teresa Alba Pérez. La feminista planteó una serie de reflexiones para desmontar algunos tópicos acerca del binomio poder y mujer y así desbancar la idea "de la directiva fría y despiadada y eso de que el poder corrompe", dijo. La conferencia formaba parte de las actividades programadas por la delegación de Igualdad y Salud en torno al 8 de marzo, el día de la Mujer trabajadora.

La idea que quiso transmitir Teresa Alba era la de un poder pensado en femenino con todo lo que ello conlleva como el proponer nuevas ideas a la hora de hacer, decidir e innovar, para dar una visión más amplia de distintos asuntos.

"La líder nace pero también se hace", afirmó Alba Pérez, vicepresidenta de la Fundación Matria. Dijo además que siempre se debe de dotar a la mujer de una serie de herramientas para asumir funciones de poder y hacer las cosas de otra manera, "porque el poder corrompe, pero no tenerlo también, porque se pierde autonomía y poder personal", apuntó. Recordó cuál ha sido la principal estrategia que ha hecho que las mujeres en las democracias occidentales hayan ido de menos a más. La receta es bien sencilla, según señaló Alba, la unión y actuar en grupo, en una colectividad.

La ponente señaló además que el poder es legítimo y que "se debe aspirar a él sin tener complejo de culpabilidad", refiriéndose al sacrificio que hacen muchas mujeres para poder seguir adelante con su carrera profesional y continuar atendiendo a su familia. Teresa Alba habló además del reparto igualitario de tareas con la pareja para que se pueda tener "vida personal como ciudadano con la familiar, laboral y social, los cuatro ejes de la conciliación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios