La demanda del permiso de motos se triplica ante los nuevos exámenes

  • El incremento ayuda a las autoescuelas, que han visto caer un 30% los alumnos que aspiran al carnet de turismos

La crisis económica también está dejando notarse en el sector de las autoescuelas, aseguró a este medio el presidente de la Asociación Comarcal de las mismas, el empresario lebrijano Antonio Herrera Marrufo.

El único hecho que está haciendo más llevadera la crisis es el notabilísimo incremento de alumnos que han recalado en estos centros de enseñanza para conseguir el permiso de conducción de motocicletas. El objetivo de los demandantes, jóvenes en su mayoría, es obtener su permiso antes de que el próximo mes de septiembre entre en vigor la nueva normativa.

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene previsto ampliar las actuales pruebas (teórica y pista) con un examen de circulación en plena calle, en el cual el examinado recibirá órdenes del examinador a través de un sistema inalámbrico, quien irá tras él en un coche junto al profesor observando sus evoluciones.

"La demanda del permiso de motocicletas se ha multiplicado por tres", destacó a este medio Herrera Marrufo, quien añadió que "por el contrario hay una seria crisis en la demanda de permisos para la conducción de turismos".

El incremento en el número de fallecidos en accidentes donde se ven implicados motoristas (cabe destacar que en la mayor parte de ellos la responsabilidad del siniestro recae sobre el conductor del vehículo de cuatro ruedas) ha forzado a la DGT a dar marcha atrás, incluso con la concesión que se realizó hace ahora ocho años que permitía a los conductores con el permiso B (turismos) conducir motocicletas de hasta 125 centímetros cúbicos. "A partir de septiembre la prueba la hará todo el mundo, incluso para 125 -puntualizó el presidente de las autoescuelas comarcales- motos para las que hasta ahora tan sólo se pedían dos años de antigüedad del carné del coche".

Herrera, como responsable de una autoescuela, apunta que "una prueba, ya sea fácil o difícil, es siempre una prueba y, lógicamente, siempre puede haber problemas". Según pudo saber Diario de Jerez, hay una bolsa bastante importante de alumnos a la espera. "En la mía (Autoescuela 'La Viña') hay 30 personas esperando para examinarse de motos, algo que se puede considerar inaudito pues nunca antes había sucedido". Para hacerse una idea de la elevada demanda, desde la autoescuela 'La Viña' señalan que "a lo sumo podemos presentar no más de cuatro alumnos por examen y tipo de vehículo". Esto viene a significar que mientras consiguen dar salida a estos 30 alumnos en las próximas ocho convocatorias otros tantos aspirantes a buen seguro irán engrosando el listado de alumnos a la espera de superar las pruebas establecidas por la DGT.

De otro lado, en cuanto a la influencia de la crisis económica en las autoescuelas, su presidente comarcal señala de forma contundente que "está fastidiando mucho. Recientemente hablé con concesionarios de turismos y me decían que las ventas han caído un 18 por ciento. Es un dato que se puede extrapolar pues del mismo sacamos con consecuencia que la venderse menos coches habrá menor demanda de carnés, el consumo de gasolina también descenderá. Hay estaciones de servicio que hablan de un descenso en el consumo de carburantes del 11 por ciento en los últimos meses. Yo calculo que la demanda de permisos B ha descendido en torno al 30 por ciento y eso que hasta que llegó la crisis nos encontrábamos a un 70 por ciento de rendimiento. Son datos verdaderamente preocupantes".

Otra licencia que también va a cambiar será la de ciclomotor, pasándose de la actual licencia administrativa a un permiso para cuya obtención habrá que superar exámenes teóricos y prácticos.

A partir del próximo 11 de septiembre entrará en vigor del denominado CAP (Certificado de Aptitud Profesional) el cual deberán tener todos los conductores de autobús. Para obtenerlo deberán hacer un curso de formación de 280 horas. El año próximo, el ya referido CAP será obligatorio para los conductores de camión.

De otro lado, cabe destacar que los denominados cursos de sensibilización -que deben superar los conductores que hayan perdido los puntos de su carné- sigue en marcha aunque su demanda va incrementándose "muy poquito a poco", destaca Antonio Herrera. "De enero para acá se han acelerado los procedimientos una vez que estos son firmes y la Justicia se ha pronunciado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios