Dos detenidos por su relación con el caso del cohete de Los Albarizones

  • Padre e hijo acaban en la comisaría y quedan en libertad posteriormente · La familia de la herida, que convalece, mantiene que no sabe nada de esas detenciones · La joven tendrá que ser operada otra vez

Padre e hijo fueron detenidos ayer por su posible relación con el caso del cohete de Los Albarizones aunque, según las fuentes consultadas, no parecen ser, a priori, los presuntos autores del lanzamiento del artefacto que alcanzó a Rocío Vázquez, casada y de 22 años, que convalece de sus heridas, graves, en espera de ser intervenida quirúrgicamente.

El asunto fue comentado en la barriada después de que la Policía haya tomado numerosas declaraciones a distintos ciudadanos para intentar esclarecer un caso que generó, y sigue generando, una gran alarma social tras las numerosas críticas por la venta clandestina de petardos de gran potencia incluso a menores de edad. Al parecer, ambos podrían estar encartados en diligencias policiales por una imprudencia con resultado de lesiones graves.

Los dos sujetos fueron presentados en la comisaría de Jerez y quedaron posteriormente en libertad (destaca que no fueron ingresados en los calabozos), según ha podido conocer este medio. Será la autoridad judicial quien tendrá que determinar la posible primera responsabilidad legal, es decir, cargos o no, de los dos encartados, a medida que vaya conociendo de los diferentes datos recopilados, tanto por la Policía como los otros que figuran o figurarán en el procedimiento judicial, indicaron fuentes jurídicas vinculadas al asunto. No obstante, se ha podido precisar que los encartados regentan un bar en la misma barriada rural donde se produjo el suceso la pasada Nochevieja. A ambos se les había tomado declaración hace varios días, han señalado fuentes de la investigación.

La familia de la afectada manifestó posteriormente que hasta el cierre de esta edición desconocía si se habían producido detenciones, aunque reiteró que la Udev llevaba investigando desde que se denunciaron los hechos en la comisaría. Se han tomado numerosas declaraciones para precisar quién o quiénes eran los presuntos autores del disparo del cohete. La joven, que ha sufrido la pérdida de un ojo, debería haber sido intervenida a principios de esta semana, aunque de momento el oftalmólogo "no ha dado el visto bueno" para esa delicada operación, comentó ayer el hermano de la perjudicada, Francisco Javier Vázquez. No obstante, ya se le han retirado varios puntos de sutura -le dieron más de trescientos- de la cara.

Ese familiar remitió a su abogado para conocer otros datos de las investigaciones. El letrado también estaba ilocalizable ayer. El asunto, probablemente, no tendrá ya mayor posible investigación policial, salvo ulteriores diligencias que ordene el juzgado competente del asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios