Cuatro detenidos por retener a una pareja

  • La obligaron a punta de navaja a subirse a un coche para que les devolvieran unas joyas

La Policía ha detenido a cuatro personas, que han sido puestas a disposición de la autoridad judicial esta semana, por retener supuestamente a una pareja la tarde noche del pasado martes. Le reclamaban a ella que les devolviera unas joyas que, al parecer, la mujer había hurtado de la casa de uno de los presuntos implicados en el posterior caso.

La comisaría señaló ayer que el 091 fue avisado que cuatro hombres habían secuestrado a punta de navaja a la pareja a la que habían obligado a subir en un coche en la zona este de la ciudad. La Policía comisionó "con la máxima celeridad" varias unidades de coches 'zeta' de la brigada de seguridad ciudadana al lugar donde se hizo la denuncia telefónica. Allí los padres de una joven les dieron datos sobre el posible paradero de la pareja y sus secuestradores.

Los agentes lograron localizarlos minutos después, apaciguar los ánimos, y evitaron con su intervención "una acción entre dos familias que podría haber terminado con imprevisibles consecuencias lesivas entre los contendientes", añadió ayer la Policía en un comunicado oficial después del esclarecimiento d e los hechos.

Todos los presuntos implicados en el caso fueron trasladados a la comisaría para prestar declaración. Luego se precisó que la joven era la presunta autora de la sustracción de unas joyas que había cogido cuando prestaba labores de servicio doméstico en el domicilio de un familiar de los cuatro hombres que la retuvieron amenazándola con armas blancas. Los detenidos, cuyas identidades no han trascendido, han sido puestos a disposición del juzgado de guardia de Jerez que los dejó posteriormente en libertad, indicaron fuentes de la comisaría, mientras se incoa el oportuno procedimiento legal para depurar las posibles responsabilidades de los encartados en el asunto. La Policía destaca que, pese a lo aparatoso del caso, logró resolverse sin daños personales a pesar de la alarma inicial que provocaron las llamadas de los familiares a la sala de radio del 091.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios