"El discurso del PSOE lo marqué yo al decidir separarme del todo de Pacheco"

Asegura que ahora duerme "algo mejor" porque los últimos años "han sido muy duros con tantas zancadillas". Tanto, que le cuesta "cambiar el chip", y a veces, por un segundo, uno solo, olvida que tiene manos libres para gobernar sin ataduras. "El día a día ya no tiene nada que ver. Le pides algo a un técnico o delegado y enseguida te responden", comenta. Hasta pagar la nómina ha dejado de ser un problema tan acusado. Ahora, le preocupa sacar adelante los proyectos que tiene en mente cuanto antes "porque a los ciudadanos es como si se les hubiera agotado la paciencia, como si ya no hubiese razón para no arreglar su barrio o asfaltar su calle".

-¿Tanto poder supone mucha responsabilidad o la herramienta necesaria para que las ciudades avancen?

-La mayoría absoluta era imprescindible para el avance de la ciudad. Repetir el mismo escenario... Yo, con absoluta sinceridad, creo que la ciudad no lo hubiese resistido, y soy una de las mejores conocedoras de las interioridades de esta ciudad. Se hubiera roto en mil pedazos. Habíamos tocado fondo económicamente, administrativamente. Esto no se parecía a una administración pública democrática, transparente y eficiente. Ahora empieza a parecerse, pero queda mucho por hacer.

-Si no llega a ganar por mayoría absoluta usted no estaría sentada en la Alcaldía.

-Seguro, lo dije antes de las elecciones. Cuando se produjo la ruptura de la coalición (con el PSA), alguien se preocupó por lo que pudiera pasar si no conseguíamos la absoluta. Yo dije: '¿Qué más da, si la ciudad no se podía permitir esa situación? Conmigo que no contaran, lo dije clarísimamente.

-Y se enfrentó a todo y todos, también dentro del PSOE.

-Sí, francamente, la ciudad quería seguridad. Yo sabía muy bien qué pensaba la calle. Los gobiernos de coalición no le daban esa seguridad. El partido no lo vio, pero yo sí, y no sólo eso, sino que estaba decidida a que por parte del PSOE no volviésemos a cometer nunca el mismo... No digo error porque no fue un error el pacto. Es más, fue la única solución para los últimos dos años y la prueba es que ahora no he empezado de cero. He hecho mucho afortunadamente. Tanto que me da hasta pereza pensarlo.

-¿Qué responde a los que le minusvaloran porque piensan que su última victoria responde a que usted estuvo en el lugar oportuno en el momento justo, con Pacheco desgastado?

-Estoy acostumbrada a que algunas personas digan eso o que puedan pensarlo. Pero es lo contrario. Las cosas no ocurren por casualidad. Me decanté por una forma de hacer política del PSOE absolutamente distinta desde el primer día que me nombraron candidata, cuando dije aquello de 'soy Zapatero total'. Fui la primera persona del PSOE en Jerez que se separó física y políticamente de Pacheco. Del todo. Ese discurso lo marqué yo. Hubo un nuevo PSOE desde entonces. De hecho, él dejó de dirigirme la palabra. ¿Por casualidad gané también la secretaría general? ¿Por casualidad cesé a Pacheco en el momento oportuno y gané las primeras elecciones y también las de 2007? Que de casualidades, ¿no? Esto siempre lo dicen los mismos, los perdedores, lógicamente.

-Incluso en su partido cuestionaron sus decisiones y necesitó unos resultados indiscutibles para cerrar cualquier debate.

-Claro, ahora ya con la mayoría absoluta es fácil que un compañero te dé la razón. Más de uno me lo ha dicho: 'Yo estaba equivocado y tú no'. Pero en aquel momento todo el mundo tenía mucho miedo. Porque la decisión, con todo mi cariño, la tomé yo solita con mi conciencia. Y si me equivocaba era para siempre, con todas las consecuencias. Soy una persona disciplinada en mi partido, pero se nota mucho que por encima de todo me siento alcaldesa de Jerez. Soy muy honesta conmigo misma, quizá porque no he vivido nunca de esto y tengo mi vida absolutamente resuelta.

-Su actividad, según marca su agenda, es frenética. Actos por la mañana, la tarde y noche. ¿De dónde saca tiempo para a la vez despachar con 15 ó 20 personas para trabajar a diario?

-En 1998 me nombraron delegada provincial de Educación y desde entonces me pregunto cuándo voy a tener vacaciones y cuánto aguantará el cuerpo. No sé, pero me siento bien psíquica y físicamente. En las peores circunstancias soy capaz de hacer de tripas corazón y de levantar un equipo y llevarlo a la luna. Tengo mucha energía, y no soy una persona que delegue fácilmente. No lo digo como una virtud, sino como un defecto. Tengo un equipo maravilloso. Sin el grupo, que me ha ayudado incondicionalmente desde el principio, esto no habría sido posible. Tengo una buena delegación de Presidencia que lleva la intendencia muy bien. Y eso me permite resolver los grandes temas. Pero es verdad que el tiempo que me distribuyo me permite gestionar, como se ve, y también estar muy pendiente del ciudadano, aunque no todo lo que yo quisiera.

-En su ausencia, los delegados siempre le disculpan exponiendo que se encuentra de viaje en Madrid, buscando "dinerito". ¿Es necesario? Parece un discurso victimista.

-No creo que sea un discurso victimista. Hay que salir y es verdad que salimos mucho en búsqueda de dinero y de inversores, son los motivos más importantes. Cuando sales fuera sobre todo a Madrid te das cuenta de lo importante que es Jerez. Allí se habla mucho de Jerez, y esta semana he tenido reuniones con Ebro, Grupo Tremón, Urbis, Vías, empresarios vascos, con Haciendaý Han sido tres días tremendos, pero hay que estar en los sitios para que la gente conozca lo que se está haciendo. He vendido Jerez por los cuatro costados y me ha traído un montón de inversiones que se van a plasmar pronto. Y por supuesto hemos arreglado el problema de las retenciones del Estado.

-Dice que este año han pagado 22 millones a Hacienda. ¿De dónde sacan el dinero ahora?

-Durante la coalición, esto no fue posible porque desde Urbanismoý Con decir que le tenía que quitar la firma para pagar la nómina, con eso se lo digo todo, ¿no? El tema es que con mayoría absoluta hemos podido pagar con el esfuerzo nuestro un montón de millones que han salido de nuestra tesorería, no de préstamos. Han salido de nuestros ingresos anuales corrientes. Y a partir de 2008 recibiremos el 100% de las transferencias estatales. Nos hemos comprometido a pagar la deuda atrasada de Pacheco y la del PP, que no pagó nada, y también el corriente. Hacienda nos ha felicitado por el buen trabajo.

-¿Sin el urbanismo es imposible llegar a fin de mes en el Ayuntamiento?

-Bueno, desde luego las prácticas que había en la anterior legislaturaý La Cámara de Cuentas dijo que el 75% de las operaciones de la GMU en 2004 se utilizó para pagar gasto corriente. Vamos, personal, capítulo uno y protocolo de Pacheco, y es ilegal. Yo no voy a firmar ni una nómina con la venta de aprovechamientos de suelo. Desde 2005 no se ha hecho eso en ningún caso. ¿Es lógico vender el suelo de los jerezanos, con una entrada de dinero de 200 millones de euros anuales para pagar al personal y el gasto corriente? Ha habido una mala política de personal. Cuando yo le quité la firma para pagar al personal, era dinero de las tasas urbanísticas, no de aprovechamientos.

-Su partido está a punto de cerrar las listas al Congreso y al Parlamento andaluz. ¿Le hubiese gustado ir en las candidaturas?

-Tengo tanto trabajo en la Alcaldía que nada más pensarlo me da sudores fríos. Estoy las 24 horas dedicada a la ciudad. Si mi partido me lo hubiese pedido lo habría hecho porque soy muy disciplinada, pero que voluntariamente me quiera echar más trabajo, no. Me gusta ser persona de hacer una sola cosa, y me encanta mi trabajo. Tengo cuatro años por delante apasionantes. Ir al Parlamento a levantar la mano sin estar en las comisiones y siempre corriendoý No me atrae.

-El CES dice que somos la capital económica de la provincia, a la vez que el paro crece más aquí que en otras localidades, y al tiempo que Ebro confirma que cerrará la planta de Guadalcacín. ¿Qué hace falta para avanzar?

-Hace falta que el suelo que se pone en carga en el PGOU se llene de empresas. Son 4 millones de metros. Esa es la solución. Hemos crecido en empleo, empresas, expectativas y en todo. A medida que así ha sucedido, más gente solicita un empleo y más esfuerzo hay que hacer.

-Esta semana en el pleno, la CGT protagonizó una protesta muy sonada. ¿No estaban en negociaciones con los sindicatos por los despidos?

-Sí, pero la CGT corta los canales de comunicación permanentemente. No puedes estar negociando y organizando protestas como ésas. Nosotros perdemos así todo el interés. Porque al final, podemos dejar que el juez dictamine lo que hay que hacer y nosotros acatamos. Pero es muy difícil negociar con un sindicato que no ha respetado los derechos de todos los trabajadores y los ciudadanos. Ha defendido sobre todo los intereses de una serie de trabajadores, sus afiliados, pero está claro que son trabajadores que nunca debieron entrar porque nunca cumplieron las condiciones que marca la ley. Los sindicatos tenían que haber estado muy preocupados de que en este Ayuntamiento no entrara más personal porque los ciudadanos con sus impuestos ya no podían pagar más sueldos. Su obligación es velar por que se cumpla la Ley a la hora de contratar. En este caso no se cumplió y ellos lo sabían. Respecto a los plenos, una cosa: Todos pueden manifestarse, pero es duro de entender que una vez que nos reunimos no podamos hablar sobre intereses de la ciudad. No parecen actitudes democráticas.

-Ha sido muy crítica al calificar el trabajo del PP al frente de la oposición. ¿Habrá momento para el entendimiento mínimo?

-La oposición en esta ciudad obstruye la labor municipal. No arrima el hombro . Y me da mucha pena, porque el ciudadano lo nota. La crispación que demuestran es un síntoma de debilidad. Lo que sobra es crispación y lo que falta es esfuerzo y trabajo y honestidad. Ni el PP ni el resto lo están haciendo.

-Cuando alguna formación ha denunciado que usted supuestamente ha colocado a familiares en el Ayuntamiento, ¿qué responde?

-Que ninguno lo ha dicho en voz alta, con nombre y apellido, por lo menos yo no lo he escuchado, porque entonces les llevaría a los tribunales.

-El PSA lo denunció en rueda de prensa, aunque no dio nombres.

-Pregunté y me han dicho que no, que ellos dejaban caer comoý, pero no denunciaron nada. El único familiar que tengo directo lleva muchos años en este Ayuntamiento, tantos que yo no estaba ni en política, eso para empezar. Y si hay un familiar indirecto ha surgido de su esfuerzo personal, de su contratación legal por todos los procedimientos legales, y aprobado por unanimidad. Y siempre por su capacidad y sus méritos y concurso público, como no podía ser de otra manera.

-A Alfonso Guerra le obsesionaba la idea de que el poder no le cambiara. ¿El poder le ha cambiado, se le han subido los humos?

-En lo fundamental no. Y no se me suben los humos, sigo siendo la misma. Creo en los equipos, y para tener autoridad no hace falta ser autoritaria. El poder no te cambia en lo fundamental, sí en otras cosas. Soy más desconfiada, intento relativizar todo un poco. Sí cambian cosas porque lo que me ha pasado en la vida es muy importante, sería estúpido negarlo. Pero dicen que genio y figura hasta la sepultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios