Un fallo eléctrico avería los ordenadores de la flamante sede de Bienestar Social

  • Una ficha de empalme mal colocada y unos diferenciales mojados por la lluvia provocan un pico de tensión que deja a la delegación sin luz · El Ayuntamiento estudia pedir responsabilidades

Comentarios 10

La delegación de Bienestar Social lleva dos días padeciendo las consecuencias de una mala instalación eléctrica, la cual ha provocado que ocho ordenadores hayan acabado destrozados por una sobrecarga eléctrica y, de otro, que algunos servicios no hayan podido ser dispensados a la ciudadanía por tal motivo. La instalación, incluso, se quedó sin luz.

Según explicó a este medio el director de área, Manuel García Suárez, los hechos acontecieron el pasado lunes a las ocho de la mañana cuando los trabajadores de la delegación de Bienestar Social se percataron de que no tenían suministro eléctrico en la nueva sede, la cual fue inaugurada hace menos de un mes. Tras comprobar que en otros inmuebles cercanos sí había electricidad solicitaron la asistencia de los servicios municipales de mantenimiento.

Los técnicos, apuntaron las referidas fuentes, llegaron a la conclusión de que una mala conexión en una ficha de empalme había provocado que un cable se saliera de su sitio y la energía eléctrica dejara de llegar. El problema llegó cuando al devolverse el suministro se detectó que varios ordenadores habían resultado averiados como consecuencia de un pico de tensión que había averiado sus fuentes de alimentación, por lo que se dio el pertinente aviso de reparación a los servicios técnicos de Jesytel, la compañía encargada del mantenimiento de la informática municipal. Este hecho provocó que servicios como el de la OAC (Oficina de Atención al Ciudadano), que estaba centralizado en uno de los ordenadores averiados, no pudieran funcionar, dejando por tanto de prestar documentos tales como certificados de empadronamiento.

Por su parte, otras fuentes añadieron a este medio que al hecho de que la ficha de empalme se soltara y el cable hiciera contacto con otro se unió que las últimas lluvias provocaron un cortocircuito al mojarse uno de los tres diferenciales de corriente que existen en el transformador que suministra energía a la instalación.

Sea como fuere, el director de área, Manuel García Suárez, destacó a este medio que los correspondientes servicios técnicos y jurídicos municipales ya están estudiando el caso para comprobar el grado de responsabilidad de la constructora o de Endesa en el fallo padecido en la delegación de Bienestar Social, que se salda, como es fácil imaginar, con destacables daños materiales.

más noticias de JEREZ Ir a la sección Jerez »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios